13 de noviembre de 2010

La bioluminiscencia sustituirá al alumbrado artificial

Trabajamos con el Proyecto Barcelona Genética, cuyo fin es disponer para la ciudad y las casas de luz no eléctrica y natural, obtenida al introducir determinadas proteínas luminiscentes en el ADN del arbolado urbano, en el cloroplasto de las plantas ornamentales domésticas, en la vegetación de los márgenes de autopistas y carreteras... La bioluminiscencia sustituirá al alumbrado artificial. De eso no hay duda. Si no lo hacemos nosotros primero lo harán los chinos, que ya cultivan arroz genéticamente tratado para resistir al agua salada (de pronto el gran problema de la humanidad que es el agua deja de serlo...), o los finlandeses, que tienen una inversión en investigación cinco veces mayor a la nuestra. Nos faltan esos millonarios que hacen que el turismo espacial deje de ser una utopía de ciencia ficción y pase a ser una realidad todo lo convencional y aburrida que ellos quieran (...) Está claro que la reducción del consumo eléctrico mundial y sus accesorios serán espectaculares. Para hacerse una idea, Barcelona, ciudad de bien poca superficie por su alta densidad, tiene un gasto anual, tan sólo por el mantenimiento de sus farolas (arreglar las estropeadas, repintarlas, etc.), de diez millones de euros, además del consumo eléctrico durante toda la silenciosa y desierta noche. Y esto multiplicado por las ciudades de los cinco continentes. La cifra es absolutamente astronómica. Ciertamente, la ciencia ha superado a la ficción y la utopía de hoy es la realidad de mañana.
Alberto T. Estévez, Proyecto Barcelona Genética. (Vía).

8 comentarios:

RespuestasVeganas.Org dijo...

A ver si no hace falta ir a la luna para inventar algo que acabe con las 16000 muertes diarias de niños desnutridos.

Saludos,
David.

Hugo dijo...

Menudo aguafiestas. Yo hablando aquí de plantas linterna y tú recordándonos la desnutrición infantil :P

Firma esta petición. Menos es nada.

La Araña Peluda dijo...

En Dune tenían algo parecido. La ciencia-ficción siempre acaba escribiendo el futuro.

Hugo dijo...

La ciencia-ficción siempre acaba escribiendo el futuro.

Gran frase :o)

Tay dijo...

Interesante, pero de ahí a que un día tengas una mano, o un pie, fluorescente por comer lo que no debías puede haber solo un paso :P

PD: Una nariz fluorescente sería una grandísima putada, por cierto.

Hugo dijo...

Creo que a veces merece la pena correr ciertos riesgos ;-)

JL Salgado dijo...

He sabido de un trabajo, que proponía abetos con conos bioluminiscentes como sustituto de los árboles de navidad, con el propósito de evitar su tala, ya que muertos perderían rápidamente la bioluminiscencia.

Hugo dijo...

¡Interesante! Eso es lo que hace falta: nuevas ideas.