20 de diciembre de 2010

Las personas primero



(Vía).

4 comentarios:

RespuestasVeganas.Org dijo...

Ayudar a otros porque les llamamos "personas" o "humanos" está vacío de contenido moral, pues igualmente podríamos decir "primero los ricos" o "primero los europeos" y tendríamos la misma estructura lógica. El contenido moral lo da la sintiencia, no la pertenencia a una especie o a un grupo seleccionado arbitrariamente. Si la gente corriente comprendiera algo tan simple pero que tiene tanto que ver con el carácter entonces la sociedad comenzaría a enfrentarse con el sufrimiento ajeno esté donde esté, lo padezca quien lo padezca, pues sería una preocupación real (sentida), dolería tanto que no nos podríamos olvidar de ello, no sería algo ajeno a nuestra vida diaria. Si se antepone el placer propio al sufrimiento ajeno entonces estamos tratando con un carácter humano que no va a solucionar los problemas sino a agravarlos.

Saludos,
David.

Hugo dijo...

Sabes que entiendo e incluso comparto tu posición, pero hay momentos y momentos para defenderla, je... Llegué a titular la entrada 'Las personas están antes que los mercados' y 'Las personas son la verdadera riqueza de la naciones', pero al final me quedé con el título original del vídeo, más breve y con más gancho, aunque impreciso, como has evidenciado.

En otras palabras, el vídeo y el post hacen hincapié en la defensa de un nuevo modelo de economía (nuevo entre comillas). Uno más humano, no necesariamente en un sentido especista. Donde las las necesidades básicas de las personas (los animales) siempre están antes que otros indicadores puramente económicos como el PIB :)

Un saludo.

Al Barricade dijo...

Yo estoy de acuerdo con RespuestasVeganas.Org Si se quiere ampliar el estatus de persona y extenderlo hasta el último sintiente, estoy de acuerdo. Pero que el noble propósito de dfender a la gente frente al capitalismo y la economía del dinero no se convierta en otra nueva excusa para dejar al margen al resto de los animales sintientes.

Derribar el especismo debe ser la frontera ética final. Y sí, acepto que haya que hacerlo paso a paso, pero sin olvidar hacia donde vamos y sin desaprovechar cada ocasión de ir un poco más allá, especialmente ne cuanto a concienciación de la gente.

Hugo dijo...

Vaya, los dos me habéis puesto en mi sitio. Menuda suerte tengo con comentaristas como vosotros :)