30 de diciembre de 2010

Otra economía es posible (II)

2 comentarios:

La Araña Peluda dijo...

Habrá que comenzar a sacar del letargo a la gente. Nos toca esa misión a los bloggers. El neoliberalismo, aquel que comenzó con Thatcher, Reagan y Fukuyama, se ha rebelado como un instrumento de la tiranía. Se han tenido que rescatar sus instrumentos financieros con dinero público y todavía se creen con derecho a dar consejos y "recetar" remedios. Las recetas han sido vistas y oídas: ajustes, rebajas, liquidaciones, despidos baratos, más trabajo, menos sueldos. No puede haber ni un átomo de tolerancia hacia esa situación. O nos rebelamos ahora o en el un futuro no demasiado lejano seremos esclavos.

Hay que decirle NO bien claramente a los putos neocon's. Y eso le tiene que llegar a la gente para que tengan conciencia de que todos los listos que salen por la tele hablando de recortes son verdugos de la humanidad en toda su dimensión. Esto ya no es una crisis. Es un clima prebélico donde vamos a tener que aplicar la máxima resistencia civil. No hablo de violencia; pero vamos a tener que ponermos firmes.

Hugo dijo...

Vengo de leer tu último post, que es una ampliación de tu comentario, por lo que veo. Me alegra no estar solo en esta 'lucha' de ideas. Gracias por comentar.

El neoliberalismo ha muerto.

Anda, ¡igual que Dios! ;)