4 de diciembre de 2010

Sobre el «optimismo racional» de Matt Ridley (II)

Una de los más estúpidos mantras de nuestro tiempo consiste en creer que nuestros hijos van a vivir peor que nosotros. Sería la primera vez. Cierto que al pavo también le pasó. Pero yo no soy un pavo. La discusión es especialmente frustrante con las mujeres, seres pesimistas por naturaleza.


Discrepo por varias razones:
1) En primer lugar, no es sensato tildar de 'estúpidos mantras' los argumentos o las posiciones de los demás, entre otras cosas porque crispa y obstaculiza el debate nada más comenzar.

2) Personalmente no creo que las futuras generaciones vayan a vivir peor que nosotros (¿demasiado optimista?). Creo, simplemente, que podría pasar. Sobre todo si no hacemos bien los deberes. (Actualización: ya está pasando - 1, 2, 3). Y es que, como dice el dicho popular y confirma la teoría de juegos, más vale prevenir que curar: "El pragmatismo de la teoría de juegos, tan de moda hoy en economía, muestra que cuando los pronósticos son inciertos, la política construida sobre hipótesis pesimistas es la más recomendable de acuerdo con la estrategia del Maxi-Min" (Naredo, 1990).

3) Desde luego NO sería la primera vez que ocurre. No digo que el progreso no exista. Más bien advierto de dos hechos: a) durante ese progreso ha habido tanto subidas como bajadas, b) cuanto mayor ha sido nuestro desarrollo material, mayor ha sido también nuestra capacidad de autodestrucción. Es decir, cada día que pasa tenemos más razones para ser prudentes y c) en ningún lugar está escrita ley de la historia alguna que diga que el progreso político o su contrario, la decadencia, sean inevitables.

4) El pavo tampoco sabía que era un pavo.

5) Por último, la distinción sugerida entre hombres-optimismo-racionalidad y mujeres-pesimismo-irracionalidad es muy desafortunada, por decirlo suavemente. No le vendría mal bajarse un poco del pedestal: "Los hombres son criaturas emotivas, las que piensan son las mujeres" (Robin Dunbar).
Termino con una cita:
¿Cuán apremiante es el riesgo? Lo suficiente, creo, para que el pensamiento acerca de la preservación de la especie humana cambie de manera fundamental. (...) Desde luego, algunos dirán que (...) es alarmismo ambiental. Quisiera de veras que tal acusación fuera cierta. Por desgracia, es la opinión basada en hechos de la abrumadora mayoría de científicos de talla que estudian el ambiente. Por científicos de talla quiero decir los que recolectan y analizan los datos, construyen los modelos teóricos, interpretan los resultados y publican artículos para revistas profesionales, artículos revisados por otros expertos que, con frecuencia, incluyen a sus rivales. Cuando digo científicos de talla no me refiero a los muchos periodistas, invitados a tertulias mediáticas y polemizadores de paneles de expertos que también se dedican al ambiente, aunque sus opiniones lleguen a una audiencia muchísimo mayor. No pretendo devaluar sus profesiones, que alcanzan niveles muy altos, sino tan sólo sugerir que existen fuentes mejor cualificadas a las que consultar para información objetiva sobre el ambiente. Desde este punto de vista, el ambiente es un tema mucho menos controvertido de lo que sugiere la información rutinaria en los medios.
E. O. Wilson, Consilience: La unidad del conocimiento, Galaxia Gutenberg, Barcelona, 1999, pp. 409-410.

Relacionado:
- Sobre el «optimismo racional» de Matt Ridley (I).
- Reexaminando viejos y problemáticos paradigmas.
- El cambio climático: la cuestión de las fuentes.

4 comentarios:

Mabel G. dijo...

Hola Hugo !Con todo lo que expresó don Espada (apellido filoso) estoy en desacuerdo, sobre todo por la forma irritante de expresarlo, pero en lo que estoy aun más en desacuerdo es cuando dice "yo no soy un pavo" (tal vez sea un "pavote")
Un feliz fin de semana y te pongo un mantra budista que en clase siempre repetimos:
om mani padme hum (oh ! joya en el loto)
Namasté !

Hugo dijo...

Con todo lo que expresó don Espada (apellido filoso) estoy en desacuerdo, sobre todo por la forma irritante de expresarlo

Es un poco bruto, sí :)

Y además entiende la racionalidad de un modo muy simplista, a mi juicio.

¡Námaste!

Santiago dijo...

Hola Hugo:

Por lo menos en Occidente, yo apostaría a que la próxima generación vivirá mejor, por lo menos en cuanto a bienestar material se refiere. A pesar de crisis y demás altibajos, a nivel global, el bienestar tiende a crecer.

No obstante, yo soy poco dado a los futuribles. En muchas ocasiones nos vemos tentados a lanzar predicciones con demasiada presteza cuando la realidad nos enseña, una vez tras otra, lo que se resiste a ser encasillada en categorías históricas. Es muy, muy difícil predecir el futuro cuando hay tantos factores, tantas variables (muchas de ellas caóticas) que influyen en su desarrollo.

PD: ¿En qué Paper se basa Espada para saber que la mujer es más pesimista que el hombre?

Un saludo.

Hugo dijo...

Es muy, muy difícil predecir el futuro cuando hay tantos factores, tantas variables (muchas de ellas caóticas) que influyen en su desarrollo.

Ni que lo digas. Personalmente, cuanto más leo a Ferran, más catastrofista me pongo :(

¿En qué Paper se basa Espada para saber que la mujer es más pesimista que el hombre?

Je... tal vez en el paper de los 'mitos populares' :P

Un placer tenerte por aquí.