4 de febrero de 2011

Por un urbanismo más sostenible... y menos corrupto

Júntense las dos razones expuestas, un Urbanismo que ha abandonado sus objetivos, su razón de ser, para ponerse al servicio del sector inmobiliario (el Urbanismo a la carta preconizado en la LRAU), y la ausencia de mecanismos que permitan que las plusvalías generadas por las decisiones urbanísticas queden en manos de quien las toma, y la corrupción está servida. Pero no se hable de corrupción urbanística, ni se presente como un problema que deba ser combatido exclusivamente por vía de la represión penal. Estamos ante un proceso de perversión del Urbanismo, una evolución que inevitablemente nos aboca a la corrupción inmobiliaria. La corrupción urbanística no es más que la consecuencia de la corrupción del Urbanismo.

La segunda pata del trípode en que se ha basado la Modernidad, y por extensión el Urbanismo moderno, era, y es, la del productivismo o desarrollismo. La Modernidad, la sociedad industrial, partía de la absurda creencia, sin base lógica, ni científica, de la infinitud de los recursos, de la ilimitada capacidad del planeta para absorber todos los residuos, para atender todas nuestras demandas, los consumos ilimitados, para poder dar satisfacción a todos nuestros deseos y caprichos. Un valor que es la transposición laica del mandato bíblico del "creced y multiplicaos", devenido finalmente pesadilla. (...) En la esfera de la economía esta idea significa que el aumento permanente de la producción, el crecimiento constante del PIB o la acumulación sin tregua de capital, son los objetivos (y el motor) del modelo (de hecho el término crisis económica se asocia unilateralmente con reducción de la producción). Todo lo que no sea "desarrollo", entendido como crecimiento cuantitativo (...), no interesa. (...) Pero este productivismo agoniza. (...) Hora es, pues, de construir un Urbanismo alternativo al "exquisito cadáver" que es el actual. Un Urbanismo no basado en el crecimiento: el del siglo XXI, que será el de la transformación, a diferencia del pasado, que ha sido el de la expansión. De forma paralela a la actual construcción de una Economía alternativa a la expansiva denominada de "estado estacionario", deberíamos hablar ya de un "Urbanismo del estado estacionario".

4 comentarios:

Camino a Gaia dijo...

Te felicito Hugo, es la primera vez que encuentro en un blog la referencia a la economía del estado estacionario.
Poca gente sabe que son los propios padres fundadores del capitalismo los que preconizan su final y el punto sin retorno al que nos lleva. Pocos saben que las críticas mas sólidas al neoliberalismo vienen del propio liberalismo. Que no es una cuestión de ideologías. Que si hay alguna ideología es el propio neoliberalismo, que es cualquier cosa menos ciencia económica y que se parece mas a la seudociencia que sirvió de apoyo a las ideologías nazis.

Un saludo

Hugo dijo...

Te felicito Hugo, es la primera vez que encuentro en un blog la referencia a la economía del estado estacionario.

Gracias, aunque el mérito es de Internet, ese gran promotor de la 'inteligencia colectiva'. Sin él, no hubiera conocido vuestros blogs, vuestras ideas... ;)

Poca gente sabe que son los propios padres fundadores del capitalismo los que preconizan su final y el punto sin retorno al que nos lleva.

Yo me enteré ayer, prácticamente.

Un saludo. Un placer leerte.

Radagast dijo...

Supongo que es similar al hecho de que poca gente sabe que los padres fundadores de los usa querían un estado laico en el que la religión no tuviera cabida alguna en las decisiones políticas y educacionales. Y fijaos p'ande vamos...

Lo del principio cristianísimo de la infinitud de recursos lo llevo yo atacando desde que me di cuenta de que si la termodinámica existe, existe para todo. Siempre lo trato desde un punto de vista más cientifista (en tanto en cuanto mi formación es científica), pero está claro que las repercusiones del principio "Lo que hay es lo que hay" llegan a todas partes.

Ah... y buen extracto, jeje.

Hugo dijo...

Y fijaos p'ande vamos...

Pues sí. 'El 60% de los profesores de biología de Secundaria de EEUU evita apoyar la evolución en clase', visto en magonia :-[

Ah... y buen extracto, jeje.

Gracias. Lo mismo digo de tu comentario ;)