22 de febrero de 2011

Por una semana laboral más corta

Las 21 horas no son una receta, sino una provocación. Queremos cuestionar las actuales asunciones sobre el trabajo y el tiempo, y cambiar lo que se considera «normal». Eso es por lo que nuestra visión es una visión radical para agitar ideas y ponen a la gente a pensar sobre un cambio de dirección significativo. Segundo, una semana laboral mucho más reducida no puede ser inmediatamente impuesta y no va a suceder de la noche a la mañana. El propósito es considerar cómo dar pequeños pasos hacia una transformación radical. Tercero, nuestra propuesta de una reducción de horas laborales remuneradas es parte de una visión más amplia que incluye una economía sin crecimiento y con cero emisiones de partículas de carbono. La nef está trabajando para desarrollar un nuevo modelo económico que ayudará a diseñar una economía estable, decarbonizada y capaz de afrontar los problemas de la transición hacia las 21 horas. (...) Los modelos económicos convencionales no toman en cuenta las consecuencias del uso de recursos no renovables y las restricciones medioambientales, y son ciegos a los resultados sociales en términos de equidad y bienestar humano. El crecimiento es el único resultado de interés. (...) Nuestro propósito es revertir esa visión.
The New Economics Foundation, '21 horas: por qué una semana laboral más corta puede ayudarnos a todos a prosperar en el siglo XXI', p. 34. (Vía).

2 comentarios:

Polarizador dijo...

Algo que siempre me llama la atención es que cada vez que digo que se tendría que trabajar bastante menos, la gente se indigna y se ofende. Está la opinión bastante generalizada de que el trabajo es el único proyecto personal que uno tiene en la vida y que no se sabría qué hacer si tuvieramos más tiempo libre. Claro que antes de dicir aquello me explican con cautela que se debe trabajar 8 horas, dormir 8, y dejar 8 para uno; y se quedan confundidos si se les pregunta porqué piensan que eso es así. Discutir este tema me produce la mismas sensaciones que discutir con un creyente sobre religión.

Siempre se descubren enlaces interesantes en tu blog ;)

Saludos.

Hugo dijo...

Discutir este tema me produce la mismas sensaciones que discutir con un creyente sobre religión.

Je,je... la verdad es que sí. Debemos replantearnos muchas cosas, y hacer que los demás también se las replanteen ;-)

Siempre se descubren enlaces interesantes en tu blog ;)

Eso significa que estoy haciendo bien mi trabajo, je... Gracias :P

Un saludo.