13 de abril de 2011

Contra el economicismo

Los principios de la economía deben estar fundamentados en cinco postulados y un valor esencial. Primero: la economía está para servir a las personas y no las personas para servir a la economía. Segundo: el desarrollo se refiere a las personas, no a las cosas. Tercero: crecimiento no es lo mismo que desarrollo y el desarrollo no necesariamente requiere de crecimiento. Cuarto: no puede existir una economía con un ecosistema fallando. Quinto: la economía es un subsistema de un sistema mayor y finito: la biosfera. Por lo tanto, el crecimiento permanente es un imposible. Y el valor fundamental para poder consolidar una nueva economía es que ningún interés económico, bajo ninguna circunstancia, puede estar por encima de la reverencia por la vida. Nada puede ser más importante que la vida. Y digo vida, no seres humanos, porque para mí el punto clave es el milagro de la vida en todas sus manifestaciones. Pero si predomina el interés económico, uno no solo se olvida de la vida y otros seres vivientes, termina también ignorando a los seres humanos. Si recorres esta lista que acabo de mencionar, uno a uno, verás que lo que tenemos ahora es exactamente lo contrario.
Manfred Max-Neef. (Vía).

2 comentarios:

José Luis Ferreira dijo...

Con todos los respetos, la ciencia económica hace mucho que hace exactamente eso. Los primeros puntos, desde el comienzo de su existencia. Los últimos, desde hace ya unas décadas.

Si uno abre cualquier manual de economía observará que todo se evalúa según el bienestar de los individuos, entendido según sus propias preferencias. No hay respeto mayor a las personas que eso.

El crecimiento permanente es imposible, pero el crecimiento sostenido durante millones de años, no:

http://todoloqueseaverdad.blogspot.com/2010/02/los-enganosos-limites-del-crecimiento.html

Hugo dijo...

Gracias por el link, José Luis. Y por la crítica :P

Un saludo.