9 de abril de 2011

Contra el electoralismo

(A favor del electoralismo: aquí y aquí)
Mi opinión la voy a expresar al estilo de Steven Weinberg:
Con o sin electoralismo siempre habrá buenos políticos haciendo cosas buenas y malos políticos haciendo cosas malas. Pero para que los buenos políticos hagan cosas malas, hace falta electoralismo.
Más aquí (pág. 32) y aquí (pág. 113).

4 comentarios:

Petergraphia dijo...

¿Políticos buenos? Eso es científicamente imposible!!

Hugo dijo...

Je, je... alguno hay ;-)

Bienvenido.

Tay dijo...

:D Buenísimo

PD: Los hay buenos, pero esos supongo que estudian políticas, y nunca acaban de políticos... los políticos suelen ser cualquier otra cosa.

Hugo dijo...

Sonia Castedo, del PP y actual alcadesa de Alicante, se licenció en Sociología en la Universidad de Alicante. Licenciatura que, por cierto, yo también cursé, pero no duré mucho y abandoné al segundo año. Condoleezza Rice, del partido republicano, estudió Ciencias Políticas. Y míralas ahora :P

En cualquier caso, no te falta razón. La mayoría de los políticos suelen ser abogados y economistas, si no me equivoco. Y aunque es perfectamente posible estudiar sociología o incluso filosofía y ser un mal político, yo preferiría antes a un sociólogo, a un filósofo o a un científico (psicólogo, biólogo, etcétera) en el poder que a un abogado. Es decir, a alguien que conozca más a fondo la realidad.

¿La solución? No la tengo. Ahora solo me viene a la cabeza más y mejor democracia. Una sociedad civil fuerte y relativamente escéptica y preparada sería un primer paso. Después...

Un saludo :o)