12 de abril de 2011

El cerebro ético

Aun con las cautelas propias de investigaciones sobre algo tan complejo como la mente humana, las neurociencias apuntan hoy al modo en que está registrado en el cerebro el principio natural, y por ello universal, de no hacer a los demás lo que no quiero para mí. Este principio, que permanece inconsciente durante la deliberación, supone un conocimiento intuitivo en el que se asienta la emoción natural a no dañar y a socorrer. Esta emoción es más intensa cuanto más cercana nos resulta o está esa persona. Es una guía natural emocional que no determina la conducta. El "párate y piensa", necesario para decidir en una situación de gran tensión emocional, nos aporta el componente analítico propio de la racionalidad humana. Por eso podemos hablar del cerebro ético como un atajo emocional ante dilemas.

8 comentarios:

RespuestasVeganas.Org dijo...

Es falso que los animales no-humanos no eligen. Los animales no-humanos no actúan por comportamientos automáticos. Incluso La Royal Society ha publicado un estudio sobre el libre albedrío en moscas de la fruta. El etólogo Mark Bekoff ha publicado su libro sobre la moral de los animales salvajes, tras vivir durante décadas con lobos. Este video contiene un sesgo antropocéntrico que hace que tenga numerosos errores.

Saludos,
David.

Hugo dijo...

Sabéis que no me importan los off-topics (es más, ¡me gustan!), pero no estaría de más avisar, sobre todo para no confundir a los demás lectores :P

En cualquier caso, no te falta razón, y te agradezco el toque de atención. "Los animales no se equivocan" y "tampoco eligen" (minuto 3:40) son afirmaciones muy desafortunadas :(

Un saludo, David.

Tay dijo...

Pufff! Menudas afirmaciones!

Pero claro... el vídeo es de la Universidad de Navarra, raro es que no digan que la moral viene de ese dios del desierto que mataba a todos los que no le querían.

Una pena, porque el vídeo esta bien realizado y explica bastante bien el experimento clásico del tren...

Saludos!

Hugo dijo...

Pero claro... el vídeo es de la Universidad de Navarra

La verdad es que me sorprendió ver tanto vídeo religioso en su canal de Youtube. Pensé: 'qué majos' ;-)

Un saludo.

Tay dijo...

Hoy mismo me contaban que allí no dan evolución en la licenciatura de biología, que por contra estudian una asignatura llamada "ética" en la que les hablan de la creación.
Además se enorgullecen de ello, diciendo que en las universidades públicas hablan de evolución y ellos de creación... majos majos :P

Hugo dijo...

¡Pero si es una universidad privada! Menuda empanada llevo... No lo sabía :(

¡Con razón son tan majos! :P

Mery dijo...

No acabo de comprender tanto prejuicio.
Aportad un solo dato científico que desmonte lo que dice el vídeo.
Si hablamos en serio, no vale el rollo de que si la Universidad de Navarra no me mola y tal y cual.

Quizá una buena forma de rebatir es leerse la bibliografía que aparece al final y poner "negro sobre blanco" los errores.

Hugo dijo...

Hola Mery:

No acabo de comprender tanto prejuicio.

¿Qué prejuicios no comprendes, los tuyos o los nuestros? :P

Aportad un solo dato científico que desmonte lo que dice el vídeo.

David aporta un par de estudios muy buenos en el primer comentario. No obstante, el que de verdad tiene que demostrar su posición es el que afirma que todos los animales salvo los humanos carecen de raciocinio y libre albedrío. Esa es una posición contraintuitiva, además de estar en contradicción con la teoría de la evolución, y por eso requiere una defensa mucho más detallada que por el momento no conozco.

Quizá una buena forma de rebatir es leerse la bibliografía que aparece al final y poner "negro sobre blanco" los errores.

Dada la necesaria brevedad del vídeo, la bibliografía no abarca el estudio de la mente de otros animales. Si lo hiciera, posiblemente los autores del vídeo no defenderían ideas de corte cartesiano como: "Los animales no se equivocan. Tampoco eligen". Es decir, según ellos, los animales no humanos serían algo así como máquinas que no razonan ni eligen por sí mismas. Eso sí que es un prejuicio, no una evidencia.

Un saludo.

PD. Tu comentario ha incumplido la primera regla del juego, que es "el respeto mutuo, el aprecio y la amabilidad son importantes". Esta vez haré la vista gorda ;)