3 de octubre de 2013

Sobre la dieta vegana: conclusión provisional


Tal como acabo de escribir en mi protolibro (pág. 271):
En la teoría soy partidario de limitar el consumo animal y vegetal al máximo posible. En la práctica, sin embargo, ese máximo dependerá de cada persona, toda vez que la moral ha de ser en primer lugar autoconstruida, y en segundo lugar debatida entre iguales pero no forzada. En términos generales, los frugívoros restringen su consumo literalmente al máximo, ya que su dieta está basada solamente en frutas (incluido el tomate y el aguacate), frutos secos y semillas. Los veganos, algunos de ellos crudívoros, lo reducen algo menos, ya que rechazan todo alimento de origen animal (incluido la miel) pero ninguno vegetal. Los ovo-lacto-vegetarianos prescinden de la carne pero no de los huevos, la leche y sus derivados. Los flexitarianos o semivegetarianos, algunos de ellos macrobióticos, basan su dieta casi por entero en alimentos vegetales, pero añaden de vez en cuando algo de carne. Los demás, que son cerca del 95% de la población española, consumen a diario alguna fuente de origen animal. Solo unos pocos de estos últimos comen habitualmente más cantidad de productos animales que de vegetales.

Todas las dietas tienen sus pros y sus contras. Ahora bien, como en todo, deben de existir criterios absolutos que nos sirvan para poder compararlas entre sí. No me cabe ninguna duda de que si uno hace hincapié en el criterio del respeto hacia todas las formas de vida y hacia el medio ambiente, el frugivorismo parece ser la mejor dieta, seguida de cerca por el veganismo, mientras que la que se basa en un consumo abundante de carne parece ser la peor. Pero si se hace hincapié en la salud, la cosa se complica. La ciencia de la nutrición no lo sabe todo, así que apoyarse en ella para defender una u otra postura debe hacerse con prudencia, asumiendo conscientemente cada uno y cada una el riesgo inherente a toda elección. Sin caer ni el cientificismo ni en el eticismo. Cuanto más nuevo sea algo, no necesariamente peor, más arriesgada será su adopción. Por tanto, tu decisión la tienes que juzgar tú mismo/a, con autonomía, información y sentido común.

Yo he seguido la dieta vegana (que no es solo una dieta, por supuesto) durante dos años. Y aunque creo que con esfuerzo, planificación, suplementos y viviendo en una región con cierto nivel de seguridad alimentaria el veganismo puede ser viable y saludable, actualmente prefiero diversificar un poco más las fuentes de nutrientes por motivos de adaptabilidad, prudencia y ahorro (*). Por eso, a pesar de que no me encanta su sabor y de que forman parte del reino animal, he decidido incluir en mi dieta el consumo de chirlas y sardinas dos veces a la semana en total, por su contenido en hierro de mejor absorción, vitamina B-12 «natural», vitamina D, calcio, zinc, yodo, proteínas de mayor digestibilidad y ácidos grasos Omega-3 (tipos DHA y EPA), precisamente todo lo que la dieta vegana proporciona con menor facilidad. Aun con todo, el restante 95% de mi dieta por gramo consumido sigue siendo vegetal, sin olvidarme de los alimentos enriquecidos con vitamina B-12 para desayunar (cereales y bebida de soja con calcio), de los platos ricos en proteínas vegetales para comer (de menor a mayor precio: humus casero, lentejas, potaje de garbanzos, olleta, tofu ahumado, seitán...) y de los alimentos ricos en ALA para merendar (tipo de ácido graso Omega-3 que el cuerpo convierte en menor medida en ácidos grasos EPA y DHA), como el aguacate, el cacahuete y la nuez.

(*) Respecto al ahorro, tenemos un ejemplo en los suplementos de Omega-3. En base al consenso científico actual, deduzco que si se sigue una dieta vegana, lo más prudente es complementarla con cápsulas de DHA vegetariano, pero dado que su precio es relativamente alto (unos 30 euros al mes), una alternativa más económica, aunque no más ética, sería el consumo de sardinas en lata.
Espero haber podido aclararle algo a alguien, incluido a un servidor ;o)

Nota (21 de enero de 2014): este mismo texto, ampliado y actualizado, ya no se encuentra en la página 271 del libro. Búsquese "Veganismo" en el índice.

15 comentarios:

Jhacko dijo...

Excelente!! Eso sí, me quedo con mi dieta omnívora :)

Hugo dijo...

Me lo veía venir :P

Anónimo dijo...

Es evidente que, entre los muchos temas de actualidad, figura el de la dieta de cada uno. Hay gente que adopta una dieta para adelgazar, otros la acompañan de ejercicio para endurecer su abdómen, otros como consecuencia de una actitud en la vida, y también los hay que ni piensan en lo que comen.

En definitiva, el debate sobre la dieta vegana no puede ser una frivolidad occidental (y lo digo por mí, no por los veganos), debido a que podemos enonarnos con posturas que nos hacen perder la perspectiva fundamental: ¡Hay pueblos que no podrían ni plantearse este debate! (pienso en los muertos de estos días en Lampedusa).

Es por eso que cualquier evolución, incluida la tuya, siempre será buena cuando de estar a gusto con uno mismo se trata. Fue una evolución buena cuando te hiciste vegano y lo es ahora también cuando piensas en tu alimentación. Yo no puedo juzgar a quien, como tú, elige lo mejor para sí. Es lo mejor que puede suceder: poder elegir.

De manera, amigo Hugo, que te felicito, no ya por tu evolución personal en el aspecto dietético, sino por tu propia evolución personal en todos los aspectos que han convertido a un muchacho 'alocado' (o con 'amistades alocadas' jeje) en un preboste del Conocimiento.

Sé que no coincidiremos en muchísimas cosas, pero hay algo que nadie nos puede quitar, y es que tanto tú como yo nos hemos apoyado el uno en el otro para dar un paso en nuestra evolución personal. Nunca pretendí nada más. Y mi alegría es poder saber que existe un Hugo autónomo, sabio para su edad, inteligente y capaz de ejercer la crítica hasta con los amigos... pero jamás sacrificando amistad.

Es un honor ser amigo tuyo.

Un fuerte abrazo.

Anónimo dijo...

El comentario anterior no es anónimo, es mio: Siesp (de Misterios al Descubierto), lo que pasa es que no sé dónde se pone el nick...

Hugo dijo...

¡Tus comentarios estaban en la bandeja de spam, Siesp! Qué mal me sabe. La primera vez que me pasa contigo. Puede que haya sido por la ausencia de nick. Creo que se coloca eligiendo la opción "Nombre/URL", justo debajo de la casilla para comentar.

¿En un preboste del Conocimiento? ¡Eso quedaría genial en mi epitafio, ¿no crees?! "Aquí yace un preboste del Conocimiento... hecho polvo" :P

El honor es mutuo, mi gran y querido amigo Siesp. No deja de sorprenderme el hecho de que, pese a vivir en ciudades distintas, a edades distintas y en contextos distintos, hayamos podido crear un tipo de amistad tan saludable para ambos :D

Un abrazo.

Polarizador dijo...

También están los beneficios psicológicos-emocionales-espirituales de conseguir una dieta coherente con tu ética y que transcienda así la mera alimentación. Y la inversa también vale: si el vegetarianismo en cualquiera de su formas fuese imposible, aquellos que sentimos empatía hacia los animales probablemente estaríamos físicamente enfermos pese a lo buena que fuese nuestra nutrición, carcomidos por una contradicción irresoluble. Muchos vegetarianos no eligieron su dieta sino que desarrollaron cierta sensibilidad que la implicaba. Y este desarrollo de la sensibilidad, que considero intrínsecamente bueno y un bien valioso y escaso, es lo realmente importante que hay que transmitir, más allá de lo que efectivamente, por un motivo u otro, terminos comiendo.

Saludos.

Hugo dijo...

En eso, Polarizador, no me cabe ninguna duda de que Siesp, tú yo estaremos totalmente de acuerdo. De hecho, Siesp también emplea habitualmente la palabra sensibilidad, que para él es muy importante. Y justamente eso es lo que está detrás del veganismo, desde luego: no en primer lugar un interés por llevar una dieta saludable, sino sobre todo por hacer lo correcto, por demostrarnos a nosotros mismos y a los demás que podemos ser mejores.

Un abrazo ;)

Mónica dijo...

¡¡Hola Hugo!! Me ha gustado mucho tu entrada (suena a "me ha gustado mucho tu regalo" jajaja pero voy en serio). Sobre todo, esta frase:

"Por tanto, tu decisión la tienes que juzgar tú mismo/a, con autonomía, información y sentido común."

Porque aquí queda claro para la gente que no deja pensar por cuenta propia, las personas que hacen determinadas cosas por modas o por deseabilidad social, la gente que inicia cosas al azar sin informarse bien (por tanto no lo hacen bien) y, por último, el gran sentido común.. ¡¡que nunca falte!!

Me alegra leerte ;)

Hugo dijo...

Me alegro de que te haya gustado, Mónica, y aún más de que te hayas pasado a saludar y a comentar, je...

Hace poco leí tus últimas entradas y pensé en comentar, pero ya sabes que cuando me pongo a ello... acabo citando a autores y aportando enlaces y criticando y... je, je, y no me gusta dar la brasa tanto como antes :P

Tengo fama de "llevar siempre la contraria" y, aunque en cierto modo me gusta, no quiero abusar de ella, je...

En cuanto al sentido común, me gustaría añadir una cosa que no dije en su momento. Cuando empleo esta palabra no solo lo hago por su significado de "juzgar bien o con inteligencia" alguna cosa, sino también por referirse a lo "común", es decir, a lo que es bueno para la comunidad y, por extensión, a todos los demás, incluidos en este caso los otros seres, hacia quienes también debemos nuestra atención si no queremos encerrarnos en nosotros mismos.

Un abrazo. Y a seguir bien ;o)

PD. ¿Qué tal te va? Seguro que bien. Yo ando liado con decenas de libros que me he traído de las bibliotecas (las de la Universidad y la del Postiguet), tanto que últimamente hablo más con los libros que con las personas :P

Anónimo dijo...

Tampoco se donde poner el Nick. Soy Mandy ,de MaD.
Primera visita al Blog , y muy mesurado y bien explicado vuestro post. Me asombras con la edad que tienes. Casi no logro recordar como era a tu edad,jajajaja.
Bueno Hugo en lo que pueda ayudar ,estoy para servirle. No compartimos muchos puntos de vista pero subcribo lo que dice Siesp.
Una sola cosilla en cuanto al post
-como haces la diferencia entre la "Vitamina b12 <>", de la vitamina b12 que no es natural???
Un abrazo.

Hugo dijo...

Hola, Mandy. Bienvenido al blog ;o)

Gracias por el halago. Se agradece, je... Soy de la opinión de que cada uno de nosotros tiene un "don", una habilidad más desarrollada que otras, y por eso mismo creo que debemos saber identificarla, seguir mejorándola y usarla para el bien común. La mía son los libros y todo lo que emana de ellos :P

En cuanto a la vitamina B-12 "natural", me refiero a la B-12 que se ha ido incorporando naturalmente en la carne de los animales a lo largo de su vida y que luego nosotros nos comemos, al contrario de la que toman los veganos y las veganas, que es a través de suplementos vitamínicos independientes (tal vez de menor digestibilidad, según tengo entendido) y que requieren de laboratorios, es decir, de cierta infraestructura relativamente compleja. Y por "natural" me refiero también a que es la manera más cómoda e integral de tomar dicha vitamina.

No obstante, con esto no quiero decir que desaconseje la B-12 "artificial" que, claro está, también es natural en sentido estricto (también forma parte de la naturaleza). Además es la mejor opción para a) aquellos y aquellas que tengan en mucha estima el valor de toda vida animal, por pequeña o diferente que sea; y b) personas, como las más mayores, a las que se les recomienda añadir a su dieta suplementos de esta vitamina.

Un abrazo ;)

Anónimo dijo...

So, go on !! Que Juventud y encefalo te sobra. Repito, en lo que pueda ayuar ,just tell me!!
Y volviendo al tema , la pregunta cumplio su objetivo . Y es que , amigo Hugo, la vitamina B12 que "se ha incorporado naturalmente en la carne de los animales a lo largo de su vida", la que se presenta como "suplemento vitaminico" y la que encuentra(en menores cantidades) en algunos vegetales y/o frutas, es un compuesto hexacoordinado de cobalto ,cuya formula quimica contiene C63H88CON14O14P y no cambia por el hecho de venir de aqui o de alla.
Perdona , no quiero hacer alarde de terminos ( a mi edad?), es solo una forma de mostrarte un tipico error de muchos Naturopatas, dandole propiedades a lo "natural" por encima de lo que ellos llaman "sintetico'" o "quimico".
En el blog "El retorno de los Charlatanes " hay un buen post al respecto dedicado a la composicion quimica de una manzana.
Lo que quiero decir ,amigo Hugo,es que no existe "la vitamina b12 natural" ni la "vitamina b12 artificial " y es bueno que las entrecomilles , pues lo que existe es la sustancia alfa-(dimethylbenzimidazolyl)-cobamicyanide, y que comunmente llamamos Vitamina B12.
Otro Abrazo Campeon.

Hugo dijo...

Estamos de acuerdo :D

Pero tengo una duda. ¿Es cierto, como he leído por ahí, que las vitaminas presentes originalmente en los alimentos se absorben mejor que las vitaminas que añadimos aisladamente a nuestra dieta, como es el caso de las pastillas que tomamos por separado, o por el contrario ambas se absorben exactamente igual? De tu comentario puedo deducir que se absorben igual y que ninguna de ellas es de mayor calidad o digestibilidad, ya que la fórmula química es la misma, pero me gustaría que me lo confirmases, si es posible ;o)

Un abrazo, Mandy

Anónimo dijo...

it's.
Suele decirse que la digestion empieza en la boca, y tiene sentido.Hay elementos que no llegan ni al estomago,son absorbidos en el esofago. Now , nosotros no podemos absorver"macromoleculas" ,por lo que cada alimento u suplemento que seuse lam via oral sera degradado hasta sus formas absorvibles, y cada una en su "tramo " correspondiente( estomago ,duodeno ,yeyuno ,ileon..). Ya una ves en estado "apropiado" para traspasar la mucosa lo haran igual que todos.
Que puede interferir o ayudar/
digamos que el estado de la mucosa digestiva, circulacion digestiva y mesenterica sin alteraciones, enzimas y mediadores de los trasportes activos presentes,combinaciones bioquimicas que sinergicen la absorcion o la antagonicen( la presencia de vitamin c ,mejora la absorcion del fe, por ejemplo).
En fin , nada que ver con su procedencia.
En espana exite un libro de medicina interna llamado el Farreras -Rossman, en otros tiempos lo leia, hoy no lo tengo y es dificil encontrarlo en ingles.
Un saludote.

Hugo dijo...

Muchas gracias, Mandy.

Ha sido un placer leerte. Hasta otra ;o)