19 de junio de 2014

Un año después

Por estas mismas fechas hace un año subí por primera vez a Internet el borrador del Diccionario crítico del mundo occidental. Todos estos meses de puesta en común y de autoconocimiento me han servido para coger perspectiva y darme cuenta de que el ensayo, aun con sus grandes virtudes, no es realmente tan bueno como llegué a pensar en alguna ocasión, je... Es, nunca mejor dicho, un ensayo. Sin duda me siento orgulloso del esfuerzo realizado, pero justo es reconocer que todavía queda mucho trabajo por delante. Gracias por vuestro apoyo pasado, presente y futuro. Juntos es todo más fácil :o)



Aprovecho la ocasión para recopilar, con 20 enunciados breves, algunas de las ideas principales que se defienden en sus páginas:
  • La democracia es contraria a las sociedades grandes y complejas.
  • La tecnología siempre tendrá más inconvenientes que ventajas.
  • La exaltación de la ciencia reduce nuestra capacidad de reflexión.
  • Los medios de comunicación de masas son incompatibles con la verdad.
  • El periodismo siempre será más un obstáculo que una ayuda.
  • La ciudad, comparada con la aldea, es un nido de problemas.
  • Las escuelas y las universidades modernas son intrínsecamente conservadoras.
  • El Estado y el Capital forman un binomio canceroso. 
  • La fraternidad es contraria al dinero y a la propiedad ilimitada.
  • Las libertades básicas como especie y el amor a la libertad están en retroceso.
  • La carcelización, el individualismo, la ansiedad y el suicidio son patologías propias de nuestra civilización.
  • El aumento de la pornografía y la prostitución empobrece la sexualidad.
  • Las religiones teístas dogmatizan el pensamiento y monopolizan la espiritualidad.
  • El agotamiento de los recursos, la sexta extinción y el cambio climático provocarán, en el mejor de los casos, el colapso de las sociedades complejas, y en el peor, la extinción de nuestra especie.
  • La humanidad ni ha progresado ni puede progresar.
  • Un misántropo es un filántropo informado.
  • El mundo de nuestros sueños siempre será deseable pero nunca será realizable, pues la entropía, el mal y la ignorancia es lo que predomina en la naturaleza y en la cultura.
  • El camino del bien, de la verdad y de la autogestión debe andarse independientemente de los logros.
  • Lo radical, lo difícil, lo duradero es la no violencia.
  • El optimismo social está equivocado y la confianza en la historia es contraproducente.
  • Sin embargo, a pequeña escala siempre hay motivos para el optimismo y la esperanza.

2 comentarios:

Mabel B. Granata. dijo...

¡¡¡Muy bien Hugo!!! Orgullosa de ser tu amiga...

AVANTI BERSAGLIERI !!! :))

Hugo dijo...

Lo mismo digo, Mabel!

Por cierto, no conocía esa expresión. Me la apunto ;)

Un abrazo y a seguir bien (o a seguir, al menos, je...)