19 de diciembre de 2014

Por qué soy pesimista (IV)

En una dirección similar a la ya descrita por el psicólogo Daniel Gilbert en 2006, el filósofo ecosocialista (marxista + ecologista) Jorge Riechmann ha recopilado recientemente y con un enfoque más transdisciplinar que el de Gilbert cuatro razones que vienen a reforzar mi teoría del macropesimismo (pág. 33):
Creo que cuatro grandes dificultades explican la pasividad e inacción con que (no) abordamos el calentamiento climático –y, más por extenso, la crisis socioecológica mundial--. (1) La gradualidad de los procesos (esto remite a los fenómenos de la “rana dentro de la olla” que se va calentando despacito, y a los “puntos de referencia cambiantes”). (2) La externalización y alejamiento de muchos síntomas de la degradación (con todo un conjunto de estrategias de “barrer debajo de la alfombra” que ponen en práctica los poderes dominantes). Vinculado con ello, observamos (3) la existencia de poderosos grupos de interés –comenzando por las grandes compañías energéticas y automovilísticas-- que luchan por mantener a toda costa el statu quo. Y last but not least constatamos (4) la dependencia estructural de todo el orden socioeconómico presente con respecto al crecimiento económico, que condiciona gravosamente las alternativas.

6 comentarios:

Loam dijo...

¿Esperar que los habitantes del planeta velen por la salud del mismo cuando dejan morir de hambre a gran parte de sus congéneres?

Salud!

Hugo dijo...

Eso mismo digo yo, incluyéndome entre esos habitantes :(

Salud, nunca mejor dicho :P

Aitor Suárez dijo...


Sabemos cómo
deslagrimar el valle
y no lo hacemos.

Hugo dijo...

Bienvenido, Aitor.

Ciertamente sabemos cómo, pero como sugerí en otro post, no está claro que podamos a gran escala (aunque siempre hay margen para la acción, sobre todo individual).

http://losmonostambiencuran.blogspot.com.es/2014/08/el-pesimismo-puede-reducir-la-afliccion.html

Saludos desde el valle.

Mabel B. Granata dijo...

VAMOS A DARNOS UN RESPIRO......PORQUE HAY DEMASIADO "MALO" "PERVERSO".... Y ETC.EN ESTE MUNDO.... Huguito...te deseo lo mejor para el año entrante y sabes que lo digo de corazón. Te mereces lo mejor del mundo. ASI QUE: ¡¡FELICES FIESTAS, AMIGO JUNTO A LOS TUYOS!! Pide un deseo y se cumplirá... Un abrazo enorme.

Hugo dijo...

Je, je... me apunto a eso de darnos un respiro navideño ;)

Yo también te deseo un final de año y un 2015 a la altura de tus expectativas, Mabel. Si yo me merezco "lo mejor del mundo" (esto puede ser discutible, je...), entonces tú te lo mereces por duplicado ;)

Y ahora, a estar un poco más con la familia, que falta hace en tiempos de desintegración familiar (las familias extensas están de capa caída). Un fuerte abrazo y gracias por acordarte de nosotros!