24 de febrero de 2015

Bizcocho marmolado

Siguiendo la receta de Pablo Martín:

Más fácil de hacer de lo que creía

La única diferencia importante con el bizcocho de Pablo, aparte de las formas (mi técnica sigue siendo bastante rudimentaria), es la de haberme aficionado a utilizar solamente 200 gramos de harina floja (de repostería). Los 50 gramos restantes de la receta, o quizá algo más, los sustituyo por harina de fuerza (de pan). De esa manera me sale una miga más consistente y pesada, más adaptada a mi gusto (los bizcochos livianos e hiperesponjosos también me gustan, pero todavía no sé hacerlos; sin embargo, los que se quedan a medias no me atraen). En fin, aún no he dado con el bizcocho que me convenza del todo, pero cada vez estoy más cerca ;)

Y de regalo, una foto de mi última paella con caldo casero de verduras. Desde que lo usamos, ¡las paellas al fin parecen paellas! Antes dependíamos del sabor del sofrito y poco más:

Esta vez se me olvidó el pimiento rojo

3 comentarios:

marga dijo...

¡Menú completo con postre! :D
Ay, esa paella me pierde, mira que soy de poco comer porque tengo el estómago como un pajariño xD pero creo la acabaría toda xD, o por lo menos dejaría sitio para un trozo de bizcocho :P

Lo del pimiento rojo es importante porque también le da su punto, a ver si la próxima vez no te olvidas ;)

De todas formas, tanto el bizcocho como la paella, se ven perfectas.
Abrazos y ánimo con los bizcochos hiperesponjosos, que tú puedes ;)



marga dijo...

Se me olvidaba, dices que aún no diste con el bizcocho que te convenza de todo, a ver si va a ser el de tortilla, que no me haces caso y al final voy a tener razón xD

Hugo dijo...

Je, je... Pues aunque me da un poco de grima solo de pensarlo, seguro que hay alguna manera de combinar ambas recetas. Por ejemplo, una vez hecha la tortilla, podría meter pequeños dados en la masa de harina, como hacemos cuando le metemos pasas o almendras, y al horno :P

¿Te apuntas? Je...

Eso sí, habría que añadirle algo de sal a la masa, para que combine mejor ;)

Un abrazo, Marga. Me alegro de que te gusten las fotos!

PD. Mañana haré "leche" de almendras, y con el puré que me sobre haré otro bizcocho, cómo no. Hiperesponjoso y "supercalifragilisticoespialidoso", a ser posible :P

He leído que sale más económico que comprarla ya hecha, pero no sé cómo, porque a mí la almendra necesaria para hacer un litro ya me sale por dos euros y medio, y encima viene de USA, ¡con la de almendros que hay en Alicante y en todo el Levante!