14 de febrero de 2015

Bizcocho sin lácteos


Basado en la receta de Pablo Martín pero con algunas variaciones: margarina de maíz en lugar de mantequilla, una cucharadita de café en polvo (por esa razón, aun habiendo usado harina blanca de trigo, el bizcocho ha salido más oscuro de lo habitual) y una pizca de semillas de vainilla (con el café ni se notan, ¡pero supongo que toda piedra hace pared!).

La próxima vez: tengo que probar a sustituir el huevo por harina de maíz + bebida vegetal, y prescindir de la levadura si fuera posible (cuanto más autárquica sea la receta, mejor). Es difícil igualar el sabor que proporcionan el huevo y la mantequilla, pero si uno prueba y prueba, se pueden obtener resultados más que aceptables.

3 comentarios:

marga dijo...

ohhh, me encanta con ese toque de café, y eso que aún no lo probé :D
bueno, si consigues que sin levadura siga siendo un bizcocho, yo ya te hago un monumento xD, ya irás contando ;)

y gracias por el link de la masa, ahora lo que me falta es tiempo para ponerme manos a la obra y demostrar mi habilidad con la pizza, que igual monto yo una pizzería al lado de tu panadería y... xDD
¡abrazos! :)

marga dijo...

por cierto, en el punto 4 de la masa, dice: "dándole vueltas en el aire"
aviso, si ves volar por ahí una masa de pizza, no te asustes, fui yo, que se me escapó por la ventana xDD

Hugo dijo...

Je, je... tomo nota. MAVNI, Masa voladora no identificada :P

Mucha suerte con las pizzas. Deséame lo mismo con el pan. De momento no ando muy católico que digamos. La masa madre ya la tengo lista (ya te enseñaré fotos), pero el pan es otro cantar ;)

Un abrazo, Marga!

PD. Al bizcocho le pongo un 8. Buen sabor, textura interesante. El mejor que he hecho hasta ahora.