27 de febrero de 2015

Por qué hay que dudar de los filósofos

Entre marxistas y liberales anda el juego

"Las ideas de la clase dominante son las ideas dominantes de cada época" (Karl Marx, 1845).

Se supone que los filósofos y las filósofas son, de entre todos los miembros de la sociedad, quienes están más cerca de la verdad, quienes tienen una perspectiva más general de la realidad y quienes se han cuestionado un mayor número de cosas. Sin embargo, ¿por qué suelen decir lo mismo que dicen los poderosos y no tan poderosos del momento, aunque por supuesto con algunos matices, variaciones y lucubraciones a posteriori? ¿No es cuando menos sospechoso que Husserl, Moore, Wittgenstein, Scheler, Sartre, Heidegger, Bloch, Habermas, Adorno, Rawls, Berlin, Taylor, Ricoeur, Foucault, Gadamer, Strauss, Arendt, Wolin, Ortega y Gasset, Aranguren, Muguerza, Cortina, Gray, Rorty y otros «importantes» filósofos occidentales del siglo XX hayan dicho prácticamente lo mismo que los de arriba sobre asuntos tan variados como el Estado, la jerarquía, la burocracia, el capitalismo, la economía, el crecimiento, el ejército, la civilización, Occidente, la historia, el Progreso, la ciudad, la industria, la ética, la «democracia», el parlamento, la educación, la universidad, la tecnología, los medios de comunicación, el Derecho, la propiedad, la división del trabajo, el salario, el dinero, la deuda, el comercio, el patriarcado, la natalidad, los animales, la domesticación, la naturaleza, el ser humano...? ¿Acaso no es demasiada casualidad que de todos los sistemas sociales, culturales, políticos y económicos posibles y pensables, habidos y por haber, nuestros filósofos nos recomienden precisamente el suyo, el mismo en el que se han criado, como el cristiano medio que cree en «Nuestro Señor Jesucristo» no tanto como decisión autónoma e imparcial sino más bien por el hecho de haber nacido en el seno de una familia de tradición cristiana? Una de dos: o los ricos son tan reflexivos como ellos, el non plus ultra de la intelectualidad humana, y de ahí la coincidencia en sus planteamientos, o lo que ocurre es que los filósofos que son más afines al Sistema, este se encarga de promocionarlos, y quienes lo son menos, de ignorarlos.

Es la ley del más fuerte, es decir, del que imita mejor (1, 2, etc.). 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Difiero en tu opinión, acerca de porqué no confiar en los filósofos, por lo mismo doy al cabo en tres sencillos puntos y concretos mis razones:

a) Falacia Ad Ignorantiam, el hecho que no puedas dar explicación o explicarte, no significa que tu idea sea correcta o verdadera.

b) A todos ellos los estás generalizando, y por lo visto no es bien visto esta misma acción, poner en un mismo saco.

c) Además, la forma que has comentado tu opinión me parece asistemática, debido a que te pones una duda, pero no presentas tus argumentos, siendo solo uno el posible argumento al cual subyago tu opinión.

Un extra: No es posible comparar o usar como parangón a un creyente (cristiano) que cree en Jesucristo con los filósofos, son muy diferentes. El cristiano no se cuestiona(vive en dogmas), el filósofo si( para cuestionando lo que conoce). Por otra parte, son dos asimilitudes muy diferentes, lo cual usar como parangón no es accesible.

Por otro lado, ser parte del sistema para qué? ellos tienen que ver por la ética, no pueden ser filósofos sin ética. Además, tú eres libre de seguirlos o no, nadie te obliga, como lo hace al contrario un cristiano (creyente) que si no crees, te toma como raro.

Espero haber dejado en claro, dado que difiero en tu opinión, muchas Gracias.

Mi correo es: znico_1@hotmail.com
Por si deseas comunicarme algo. Gracias

Hugo dijo...

Gracias por hacerme llegar tu crítica.

Te respondo brevemente:

a) El hecho de que no hayas encontrado mi explicación no significa que no la haya dado :P

b) El verbo generalizar no significa necesariamente meter a todos en el mismo saco, sino a la mayoría (en general). Generalización que en este caso me parece justificada, y para ello doy los nombres de los filósofos morales más reconocidos del siglo XX. Si consideras que alguno o varios de los filósofos citados no deberían estar en esa lista, tendrás que aportar alguna razón. Rechazar las generalizaciones por sí mismas y de antemano es un prejuicio.

c) El hecho de que no veas mi argumento no significa que no lo haya presentado, en este y en otros posts :P

d) Todas las personas tenemos dogmas, cometemos errores, etc. Los filósofos son personas. Ergo, los filósofos tienen dogmas.

e) Tú también eres libre de "seguirme" o no seguirme, "nadie te obliga", y sin embargo te ves en la obligación de hacer tu crítica. Pues lo mismo hago yo con los filósofos :P

Un saludo.

PD. Criticar a los filósofos no es estar en contra de la filosofía. Al contrario. Es un paso más en el camino hacia el conocimiento, siempre en construcción.