11 de febrero de 2015

Tortilla de patatas con huevo y sin huevo

Con seis huevos y un chorrito de leche de vaca 
(se recomienda batirlos mucho)
La tortilla de la foto salió más colorida
de lo que era debido al flash.


 Harina de garbanzo + agua
(mezcla ambas imitando la consistencia de los huevos batidos)
Puedes probar con otra harina si lo prefieres.


Ingredientes comunes:

- Unas cinco patatas medianas relativamente fritas (yo prefiero un poco más de huevo que de patata, pero hay cierto margen al respecto).
- Una cebolla grande o dos pequeñas (freír por separado y cuanto más frita, más sabor).
- Unos gramos de levadura (no sé hasta qué punto eleva la tortilla, ¡pero por intentarlo que no quede!).
- Añadir una pizca de sal en cada paso (cuanta más, mejor, pero menos saludable).
- Azafrán (100 mg si te gusta mucho su sabor o menos de la mitad si no es así) u otra especia (el objetivo es darle más color a la tortilla, sobre todo a la que no lleva huevo).
- Aceite de oliva suave. 


¿Cuál de las dos es mejor?

Según mi experiencia, la tortilla con huevo tiene mejor sabor, su textura es más esponjosa y adquiere su característica forma lisa y redondeada con más facilidad, pero es menos ética, ecológica y económica que la tortilla vegetal (la producción de huevos a gran escala requiere por regla general una mayor dominación y un mayor consumo de energía que la producción de harina). En cuanto a si una es más saludable y nutritiva que la otra, es difícil saberlo. Si de proteínas se trata, la harina de garbanzo compite muy bien con el huevo. 

7 comentarios:

marga dijo...

bueno, ya no sé qué decir, estás demostrando que eres un gran cocinero, y si dices que algo no te sale bien, es porque eres exigente y eso está bien, porque empuja a mejorar las cosas que hacemos, aunque en este caso creo que no hace falta porque estas tortillas están perfectas :)

ahora falta un bizcocho de tortilla xD

tengo mucha curiosidad por probar la tortilla sin huevo, a ver qué me sale en el intento xD
y gracias, porque estoy aprendiendo muchas cosas de cocina en tu blog
¡abrazos!

Hugo dijo...

¡Un gran cocinero! ¡Eso es! Tú sí que sabes alegrarme el día ;o)

Es curioso lo de la autoexigencia porque en casa parezco un poco chiflado, je... Todos dicen las bondades de mis platos o cuando menos no las quejas (lo cual me encanta, para qué nos vamos a engañar) y mientras tanto yo me empeño en buscarle defectos, en poner los puntos sobre las íes, etc. A veces parezco el poli malo y ellos el poli bueno :P

En fin, creo que se me está yendo de las manos: no me contengo y valoro también los platos de los demás, je... Cuando le exigo más a uno de mis platos (siempre, es una patología), me miran con cara de "se le está yendo un poco pero el pobre no hace daño a nadie". Ahora bien, cuando lo hago con platos ajenos, no hay delicadeza en el mundo que pueda con tamaña metedura de pata :P

Mi excusa: ¡No haberme preguntado! Me debo a la verdad ;o)

Ánimo con la tortilla sin huevo. La diferencia es notable, en mi opinión de ex-vegano, pero la experiencia merece la pena. Es bueno tomar conciencia de que ningún ingrediente es totalmente imprescindible. Hace un par de años probé una hamburguesa vegetal en Gau & Go (Madrid) y quedé alucinado. La hamburguesa más sabrosa que he comido nunca!

¿He oído bizcocho de tortilla? No me lo digas dos veces :P

Un abrazo y a seguir bien.

marga dijo...

home, es que los halagos los mereces, no hay más que ver tus tartas bizcocheras :P
detrás de esas tartas y tortillas, yo sé que hay un gran cocinero, y nunca me equivoco cuando intuyo algo :P

lo de la autoexigencia sigo pensando que no es malo, si estás chiflado será por otra cosa xDDD (es broma :P), yo vi personas nada exigentes cocinar y se me quita el hambre, no sé explicarlo pero creo que entiendes lo que quiero decir
y cuando alguien pregunte tu opinión sobre platos ajenos, pues eso, si no les gusta tu opinión, que no pregunten, yo por lo menos no te preguntaría porque ya me da miedo (broma también xD)
en eso soy como tú, si me preguntan y creo que algo no está bien hecho, lo digo, igual que si a alguien no le gusta lo que yo cociné, pues quiero que me lo digan para no invitarlos más xD
nah, en serio, que hay que decir la verdad, no se beneficia a alguien diciéndole que está bien lo que no está, solo por quedar bien, hay que ser justos

mira, los tarros que mejor conservan son estos:
http://www.elpelagambas.com/wp-content/uploads/2013/10/eqtiquetas-botes.jpg
porque cierran de forma más hermética, a mí por lo menos nunca se me perdió nada en ellos, prueba a ver qué tal

yo intenté hacer masa de pizza varias veces y ya me rendí xDD, si te sale bien a ti ya me dirás el truco, ¡por favor! xD

las hamburguesas vegetales nunca las probé, si dices que están buenas, yo te creo, así que a por ellas, oe xD
quedo a la espera de esa nueva tarta (bizcocho xD) de queso, eh ;)
a mí me gustan todos los quesos, de peque ya me llamaban ratonciña porque solo quería queso xD, a la tortilla también se lo pongo, así que... xD

PD: bizcocho de tortilla (ya van dos veces xD)

Hugo dijo...

Je, je... muy bueno ;o)

Yo también pienso que hay que exigirse, sin caer en la obsesión, pero tampoco sin olvidar que cierto grado de inconformismo es lo que nos permite evolucionar.

Mis tarros son antiguos tarros de conservas. Tengo que renovarme :)

¿Masa de pizza? Nunca me he atrevido. Pero ahora ya tengo la excusa perfecta: triunfar donde otros han caído. No miro a nadie :P

Bromas aparte. Admiro a quienes hacen buena panadería. Parece fácil hacer masas de pan, de pizza, quebrada, etc., pero aparte de ser una tarea especialmente laboriosa, no es ninguna tontería hacerlo bien. Te confieso que si estos meses evoluciono como tengo previsto, no descarto montar una pequeña panadería a medio o largo plazo para ganarme la vida, o intentarlo, que no es poco. El maese Hugo ha vuelto para quedarse :P

Un placer tenerte por aquí, Marga!

Hugo dijo...

PD. Las hamburguesas vegetales que venden en los supermercados más especializados no se parecen mucho a una hamburguesa animal (las salchichas vegetales sí, sin embargo), pero son una opción interesante. Lo que más me gustaba de esos sitios era una especie de filete de tofu y seitán de la marca Natursoy. Más caro que comprarse un coche, pero una manera cómoda de obtener proteínas :P

Es en la respostería donde evitar los ingredientes de origen animal es prácticamente un juego de niños. Hacer unas buenas natillas vegetales es más fácil que hacer una buena carne vegetal. ¿La razón? Principalmente la textura. Imitar el tejido de un animal es harto complicado, mientras que la estructura de un bizcocho es básicamente harina ;)

marga dijo...

ey, quieto ahí que aquí nadie cayó aún xDDD
aunque solo sea para fastidiar :P voy a hacer masa de pizza hasta que sea comestible xDDD, abran paso que tengo harina de sobra para no morir en el intento xD

sí, la verdad es que tiene su arte lo de la masa, a mí la que me sale bien es la de las rosquillas, será porque es la más fácil :P

las salchichas vegetales tampoco las probé, y de que había natillas vegetales, no tenía ni idea, creo que aún me queda mucho por aprender y por probar xD

es una gran idea lo de la panadería, ojalá las cosas te salgan como esperas para llevar adelante el proyecto, por lo menos intentarlo ;)
abrazos, rapaciño :)

Hugo dijo...

Gracias por los ánimos! Ya te contaré si sigo adelante con el proyecto. Aviso que soy mucho de vender la piel del oso antes de cazarlo :)

Un abrazo, rapaciña :P

PD. Por si te ayuda:

http://www.elamasadero.com/harinas-italianas/380-harina-especial-pizzas-fermentacion-24-horas-1-kg.html