16 de abril de 2015

Hágase justicia aunque perezca el mundo

Fiat iustitia, et pereat mundus

El mundo no es más que una madriguera de raposos y la Justicia una flor que ya no prende en ninguna latitud. (...) Oíd ahora: la Justicia vale más que un imperio, aunque este imperio abarque toda la curva del Sol. Y cuando la Justicia está herida de muerte y nos llama en agonía desesperada, no podemos decir: “yo aún no estoy preparado”. Esto está escrito en mi Biblia, en mi Historia, en mi Historia infantil y grotesca, y mientras los hombres no lo aprendan el mundo no se salva.
León Felipe, 1937.

2 comentarios:

zUmO dE pOeSíA (emilia, aitor y cía.) dijo...

Bonitas palabras, pero el problema es que no todo el mundo tiene el mismo concepto sobre qué es justo e injusto. A menudo, por no decir casi siempre, nuestro concepto de justicia está mediatizado por nuestro interés. Aristóteles decía que los hombres eran libres o esclavos por naturaleza. Curiosamente él figuraba entre los libres, esa suerte que tuvo. Si hubiera figurado entre los esclavos, ¿habría dicho lo mismo? Tú y yo sabemos bien que no.

Hugo dijo...

Hola, Sandra.

Ciertamente, no todo el mundo tiene en mente lo mismo cuando habla de justicia, pero sí hay un cierto consenso, si no atemporal, al menos sí temporal, y es "que naide escupa sangre pa que otro viva mejor":

https://www.youtube.com/watch?v=FBLPF0LX8mQ

Donde hay más discrepancias siempre es en el ámbito de los medios. Lo bueno dentro de lo malo es que estos se pueden comparar entre sí y, en teoría, dilucidar cuál de ellos se ajusta más a nuestros fines (algo así intenté en aquel post titulado "La tarea del filósofo moral"). Como decía Huxley en El fin y los medios: "Existe en nuestra civilización y ha existido durante casi treinta siglos, un consenso general acerca de cuál es la meta ideal que el esfuerzo humano persigue. Desde Isaías hasta Carlos Marx, los profetas han hablado con una sola voz. El Siglo de Oro futuro hacia el que miran, será el siglo de la libertad, de la paz, de la justicia y del amor fraterno. "Las naciones no alzarán más la espada contra las naciones"; "el libre desenvolvimiento de cada una llevará al libre desenvolvimiento de todas"; "el mundo estará lleno de la sabiduría del Señor, del mismo modo en que las aguas recubren el océano". Con respecto a la meta, repito, existe y ha existido desde tiempo atrás consenso general. No ocurre otro tanto con respecto a los caminos que conducen a esa meta."

http://cashflow88.com/Club_de_lectura_UTB/El_fin_y_los_medios.pdf

Un abrazo :o)