11 de abril de 2015

Lo inhumano sería sentir más pena por los humanos

A veces oigo decir que los animalistas y los veganos se preocupan más por las vacas y los toros que por los humanos, a lo que estos suelen responder que no es verdad, que se preocupan por todos los seres sintientes por igual. Pero creo que eso no es del todo cierto, y está bien que sea así. El día que sea habitual hacerle a los niños de otras familias lo mismo que les hacemos a los animales, el día que Auschwitz sea la norma, me uniré al especista en su crítica a quienes se preocupan más por las vacas que por los humanos. Mientras tanto, ¿puede una persona sensible a la injusticia y con sentido de la proporción ignorar que la situación de los animales es mucho peor que la situación del humano medio?

7 comentarios:

Mabel B. Granata dijo...

Eres admirable Huguito y dices las cosas tan bien... y en su justo concepto..
¿sabes? estoy cada vez más orgullosa de ser tu amiga...

Un abrazo enorme... Y no les hagas caso a los que - tal vez - no les guste tu comentario: seguro, que de haberlos, serán TAURINOS... (y que los hay, haylos)

Hugo dijo...

¡Me dejas sin palabras! Causar admiración no está nada mal, je... pero con merecer tu amistad ya me puedo morir tranquilo :P

De alguna manera, yo soy tu relevo generacional. Me gusta ver nuestra amistad de ese modo. Tus ideas no morirán contigo, ni las mías conmigo. ¡Para eso están los amigos! Bueno, para eso y para que acudan a nuestro velatorio :P

Un abrazo, Mabel. Me voy a dormir ya que a quien trasnocha, Dios le zurra.

Mabel B. Granata dijo...

Huguito... has dicho cosas muy lindas y me has conmovido ¡ la verdad! ...pero en la última parte ¡que se te ido la mano con lo del velorio..!!!. :)))
Hoy en vez de "BUENAS NOCHES" te digo:

"BUENOS NICHOS".........JAJAJAJA

(ves lo que es tener una "gran amiga" argentina....no cualquiera aguanta el ritmo.... !) :)))) un abrazo amigazo !

zUmO dE pOeSíA (emilia, aitor y cía.) dijo...

A mi modo de ver, la cuestión es que, pudiendo evitar causar dolor a los animales (incluso a la hora de sacrificarlos para alimentación), es contrario a nuestra ética (a la ética autoexigible como humanos) causarles dolor.

Por otra parte, el dolor físico de los animales (al menos de quienes poseen cerebro desarrollado, como los mamíferos y las aves) es sustancialmente igual al humano. (Sobre el resto de los animales, creo que no hay seguridad científica acerca de su su nocicepción o percepción del dolor, pero cada vez se encuentran más evidencias de que incluso peces y reptiles experimentan dolor físico.)

Un cordial saludo.

Sandra Suárez

Hugo dijo...

Je, je... Nos leemos, Mabel ;o)

Hola, Sandra! Buen comentario. Añadiría para redondear que la ética no se agota en la evitación del sufrimiento (si no estaría justificado comer humanos felices, je...), pero ambos vamos en la misma dirección, que no es poco ;)

Un abrazo a las dos y a seguir bien.

alencuentrodequienbusca dijo...

La verdad es que toda la moda vegetariana incita a una especie de activismo autocompasivo; para depositar nuestro granito en el mundo nos centramos en cualquier 'pequeñez' y disfrutamos del rédito de sentirnos personas responsables y sensibilizadas. Conozco muchos veganos que, efectivamente, rozan la idea del odio a la humanidad (y por descenso, a las personas) debido al trato que reciben los animales. Es sólo una forma de gueto, en la modernidad; de seguir sin mirar a los verdaderos problemas (la industria cárnica es un derivado de un problema más troncal, como sabes), más como incapacidad crónica que hemos heredado, que como voluntad real, pues efectivamente, hay mucha sensibilidad (a veces) en los círculos veganos hacia los animales, mucha buena voluntad, pero también mucha limitación, pues ahí queda todo, muchas veces, y sí, cocinando en su lugar una especie de rencor general. Entiendo lo que comentas, pero lo cierto es que hoy día la válvula de salida de nuestra pequeña conmiseración siempre son otros y no nosotros .

Un gran saludo, espero que tu perro y tu estéis fenomenal :D

Hugo dijo...

Hola, Alexei!

Como digo a veces, un misántropo es un filántropo informado ;)

Bromas aparte, coincido: el veganismo o el bienestarismo por sí solos no bastan, ni mucho menos. El anarquismo vegano sería una síntesis interesante (la crítica tanto de la propiedad animal como de la propiedad de los medios de producción está relacionada), aunque, como siempre pasa con los -ismos, ninguno describe todas las facetas y las luchas del ser humano al mismo tiempo, además de que cada -ismo puede ser matizable en algunos de sus supuestos más ortodoxos.

En cualquier caso, es cierto que las luchas parciales, a pesar de sus beneficios, tienden a ocultar la totalidad. Las granjas industriales serían la consecuencia de otras muchas prácticas e instituciones negativas que normalmente se dan por sentadas (si nos ponemos estrictos, cabría remontarse al menos hasta el neolítico y el inicio de la domesticación para encontrar las causas primeras de muchos de nuestros problemas actuales).

Échale un vistazo a este texto. Quizá te interese:

https://es.scribd.com/doc/203963701/Dos-textos-de-Paul-Chefurka

PD. ¡Mi perro está aguantando como un campeón, je...! Gracias por preguntar. El mes que viene cumple 13 y el veterinario nos dijo hace un año que no contáramos con ello por si acaso (tiene insuficiencia renal crónica bastante avanzada), pero ahí sigue, incluso pasando por una buena racha. Un abrazo y a seguir bien, Alexei :o)