4 de mayo de 2015

Ateísmo generalizado

No hay Poder que no procure, antes que nada, mantener una forma de Fe que debe extenderse a la mayoría de las poblaciones. Que la Fe sea de orden religioso, político o financiero da igual, porque todas son la misma. Pero la necesidad de hacer creer, lo mismo que con los curas del Antiguo Régimen, sigue estando en nosotros.

En lo que a mí concierne, veo el anarquismo, al menos en el nivel de las ideas, como una forma de ateísmo generalizado. El cuestionamiento de la creencia en Dios acarrea el del poder basado en dicha creencia; de ahí se pasa con facilidad al cuestionamiento de las restantes justificaciones invocadas por diversos poderes, como la Patria o, según las circunstancias, la Democracia, la Ciencia o el Progreso. [De hecho, el anarquismo] (…) considera que cosas tales como Dios, el Estado o la Patria son mistificaciones suprahumanas invocadas por ciertos hombres con el fin de dominar mejor a otros. 
Jean Bricmont, 2003.
A la sombra de la Ilustración

6 comentarios:

Loam dijo...

Pues estoy de acuerdo con ambas citas.
Desde el punto de vista humano y social, mi mayor frustración no es tanto que el ideario anarquista no haya triunfado, cuanto que el Poder (y con él sus "mistificaciones suprahumanas") no haya sido derrotado o tan siquiera malherido. La Fe sigue moviendo montañas de ignorancia... y de dinero.

Salud!

Hugo dijo...

En efecto. Yo por eso me siento bastante cómodo con cierta interpretación (en versión pesimista y más determinista si cabe) de lo que se ha venido en llamar materialismo histórico, materialismo cultural, etc. Como decía Marx, "el conjunto de las relaciones de producción forma la estructura económica de la sociedad, la base real sobre la que se levanta la superestructura jurídica y política y a la que corresponden determinadas formas de conciencia social", aunque a diferencia de él, yo no creo que ninguna dictadura del proletariado o revolución anarquista pueda socavar significativamente los medios de producción típicos de las sociedades complejas. Si bien es cierto que las sociedades, incluidas las más complejas, están formadas por individuos con libre albedrío, al parecer las relaciones de poder y de intercambio que se dan en ellas han cobrado vida propia. De ser cierta y útil esa hipótesis, con el paso del tiempo habría emergido un nuevo tipo de organismo o sistema con intereses propios, si bien inconscientes, y al que no podríamos controlar como se controla un martillo, aunque desde luego sí combatir en la medida de lo posible (al fin y al cabo es nuestro golem). A esa nueva entidad también se la conoce con el nombre de Poder, Régimen, etc.

En teoría, conforme las sociedades se vayan simplificando por agotamiento de recursos, descenso poblacional e inestabilidad política, las posibilidades de que el ideario ácrata gane protagonismo (lejos en cualquier caso de la utopía) irán aumentando. Mientras tanto, toda piedrecilla en el zapato del Poder será bienvenida, huelga decirlo :P

Salud, Loam.

Loam dijo...

Creo que el momento crucial ha sido ese en el cual, de estar aterrorizados en las cuevas hemos pasado a disponer de un poder capaz de destruir el propio hábitat. Es como si, sin haberlo vencido, hubiéramos transformado el miedo en una herramienta fuera de control.
Y mucho me temo que, de producirse, esa simplificación a la que aludes se parecerá más a una férrea dictadura que a un pastoril comienzo. Pero, como bien dices, hemos de seguir arrojando piedras a la máquina del Poder.

Salud, Hugo.

Hugo dijo...

El miedo como motor de la historia. De ahí puede salir una bonita tesis doctoral :P

Pues es posible, si no probable, que esa simplifcación suponga "una férrea dictadura", al menos al principio. Aunque más adelante, con el paso de las décadas y de los siglos, quiero pensar que los medios materiales para oprimir al estilo hitleriano o estalinista serán más escasos y por ende los regímenes serán más de tipo feudal que orwelliano o huxleyano, con algún tipo de esclavitud salarial o tradicional pero también con algunos márgenes de autonomía hoy apenas disponibles. En cualquier caso, admito que estoy especulando demasiado, je...

Un abrazo, Loam, y que sea lo que Dios quiera :P

PD. Por cierto, tengo una cita que seguro que te va a gustar, de Los amigos de Ludd (2007):

"En un escenario ideal, la escasez de combustibles llevaría forzosamente a una relocalización económica, lo que implicaría una descentralización sobre el control de los recursos y, más allá, la posibilidad de refundar las bases de la autonomía a una escala incompatible con el sistema de opresión tal y como lo conocemos hoy (…) Pero no podemos engañarnos al respecto, el ejemplo de la historia muestra que los viejos sistemas de poder nunca cedieron suavemente ante el peso de sus contradicciones, normalmente se deslizaron pesadamente hacia una disgregación caótica y destructiva, arrastrando consigo todo lo demás. En el caso de nuestra civilización existen además dos circunstancias agravantes: la extensión de su dominio cubre la totalidad del planeta, pero además sus manipulaciones han perturbado globalmente la biosfera. La primera circunstancia nos obliga a proyectarnos en un desastre que puede afectar a la especie humana como tal, la segunda circunstancia pone en cuestión cualquier tentativa de reapropiación material colectiva".

@funambul dijo...

Yo también soy bastante pesimista respecto a las posibilidades de que se hagan efectivos los ideales libertarios. En el ser humano, las ansias de libertad conviven con ciertas tendencias al servilismo de las que ya se percató La Boétie en el siglo XVI.

Permitidme que copie de mi blog: “La Boétie quiso desentrañar los mecanismos psicológicos que llevan a los pueblos a someterse a la voluntad de un solo hombre, por más cruel y arbitraria que ésta fuera. Una servidumbre de la que se podrían librarse fácilmente dada la correlación de fuerzas. En otras palabras, quiere descubrir el misterio de la obediencia civil, que lleva a la masa a permanecer esclavizada, a dar su consentimiento a la propia opresión y suministrar al tirano los instrumentos para llevarla a cabo. La servidumbre voluntaria es un "vicio monstruoso" contrario a la razón y al impulso natural hacia la libertad.”

Ese vicio monstruoso es lo que nos lleva, después de cada revolución, a someternos al Poder que emerga en una forma nueva, en un ciclo probablemente llegará a su fin con el fin de la especie.

Hugo dijo...

Hola, Israel. Buena autocita :P

Yo últimamente trato de aunar anarquismo, determinismo, pesimismo por un lado y responsabilidad y optimismo por el otro (optimismo en lo pequeño, en lo cotidiano, etc.), aunque no sé hasta qué punto lo estoy logrando.

Más que en mecanismos psicológicos o incluso biológicos (mecanismos individuales, digamos), que también, yo haría quizá más hincapié en mecanismos de tipo estructural, material, cultural, demográfico, etc. (mecanismos sociales, en definitiva). En las tribus, al menos en algunas de ellas, el que acapara poder suele estar mal considerado y por ende limitado hasta cierto punto. Pero cuando las sociedades son más grandes que unos pocos cientos de personas, la censura moral hacia el tirano y los mecanismos sociales de control se ven notablemente desbordados. De algún modo el enemigo se despersonaliza, se deslocaliza y se difumina. No es lo mismo escuchar a Rajoy sin posibilidad de réplica directa y efectiva (como ahora) que escuharlo en una asamblea con posibiliad de ponerlo en su sitio ;)

De alguna manera tendemos a autoinhibirnos y autocensurarnos al constatar que nuestra posibilidad de influir materialmente en las sociedades complejas se ha visto reducida prácticamente a lo anecdótico o periférico. En ese sentido, la servidumbre voluntaria sería el resultado generalmente inevitable de un mundo que nos sobrepasa en tamaño y complejidad, y para el cual no hemos evolucionado biológica y psicológicamente, del mismo modo que un chimpancé no ha evolucionado para controlar el destino de la chimpancidad, sino como máximo el destino de su banda.

Supongo que es fácil analizar y maldecir el sentido de la historia, pero cambiarla... eso ya es otra historia :P

Saludos.