13 de mayo de 2015

Hágase tu voluntad así en la Tierra como en Marte

Oda al Sol en clave astronómica

2 comentarios:

Tay dijo...

Es mi fondo de pantalla actual : )

Aprovecho para decir que me desconcierta muchísimo el hecho de que podamos observar (incluso en vídeo) una puesta de sol en Marte y no nos entusiasmemos como deberíamos. Sí, yo lo tengo de fondo de pantalla y me quedo pensando un rato cada vez que lo miro, y tu lo has publicado en tu blog, la mayor parte de la gente ni le presta atención, pero tampoco nos salvamos. Noto (y me desagrada) como nos acostumbramos demasiado rápido a cosas increíbles. Mi razón me dice que, yo mismo debería estar viendo esto en HD todos lo días, que deberían ponerlo en los cines, que la gente debería hablar de ello a todas horas, pero no ocurre.

Ala, tenía que desahogarme. La capacidad de adaptación del ser humano es la mejor y la peor de sus cualidades.

Hugo dijo...

Je... Exacto. ¡Hasta lo increíble puede llegar a resultar cotidiano! Esa imagen dice tanto, se puede interpretar de tantas maneras... que sorprende la finitud de nuestra sorpresa. Lo bueno dentro de lo malo es que esta limitación también nos sorprende y desconcierta :P

¡Qué bonito sería que habláramos de ello hasta en la calle! ¿Te imaginas? Gran inversión de prioridades tendría que darse. Por ejemplo: al ver esa otra puesta de sol sentí cómo sería estar allí, tan fuera de mí, tan lejos de todo, como si formara parte de algo mucho más grande de lo que habría imaginado. Pero entonces, si dijese eso, dudo que me volvieran a llamar, je... salvo contadas excepciones, personas a las que yo llamo, con Miller, "testigos cómplices", no solo para hablar de las emociones que nos suscita el espacio sino de las que nos suscitan muchas otras cosas. El deseo de una comunicación más verdadera se paga bastante caro en esta sociedad :P

Un abrazo, Tay. Gracias por "desahogarte" conmigo. Que el Universo te tenga en su seno :o)