24 de junio de 2015

La literatura como bálsamo

A un país tan sodomizado por los ingleses y los curas no le quedaba otro remedio que cantar.

2 comentarios:

Loam dijo...

Tremendo Beckett. Otro tanto podría decirse, con la misma mordacidad, de la verbenera y eclasiástica España. Ambas católicas y colonizadas por "the market".

(Me basta ver la firma de Samuel Beckett en cualquier escrito para lanzarme raudo a leerlo. Touché!)

Un abrazo.

Hugo dijo...

Sé que es uno de tus autores favoritos, y suelo dejarme llevar por el juicio de las personas con buen juicio (dejo para otro momento qué significa exactamente tener "buen juicio", je... y cómo, desde la epistemología, podríamos fundamentarlo) :P

Un día de estos le echaré el guante a su "trilogía". Tengo muy abandonada la literatura en general (y la poesía, y la ciencia, y la vida, y la...). En fin, un abrazo, Loam!

PD. Spain is not different, efectiviwonder :P