12 de junio de 2015

Los olvidados

En los centros de acogida de mujeres maltratadas no están permitidos los animales, por ello si la mujer abandona el hogar del maltratador no se puede llevar al animal consigo, un animal que también puede estar siendo objeto de maltratos.

4 comentarios:

Loam dijo...

De hecho, ese animal estará siendo maltratado también.
Quien maltrata a un ser vivo, maltrata a todos los seres vivos. Por mayoritaria que sea, la ausencia de conciencia no altera este axioma.

Salud!

Hugo dijo...

Seguramente. Yo solo conozco un caso en persona (aunque no de los más graves), y sí, quien maltrata a un miembro familiar suele maltratar a los demás de algún modo u otro, siempre y cuando tenga alguna relación de poder ventajosa sobre ellos (mujer, hijos, "mascotas", padres mayores, etc.). Ventaja económica y de propiedad, fundamentalmente. Toda la negatividad y la represión que recibió de pequeño por uno o por ambos padres y de mayor por sus jefes (sus "padres" adoptivos) se las deja en herencia a los demás en forma de maltrato emocional (las más de las veces) y/o maltrato físico (quizá menos frecuente en el tiempo, pero una sola bofetada a un niño o a un cachorro tiene consecuencias psicológicas en el futuro adulto que aún están por concretar). Y el círculo tiende a perpetuarse a menos que haya una "mutación" en una de las generaciones, la violencia deje pase a la conciencia y el apellido quede limpio ;o)

Un abrazo psicohistórico y a seguir bien.

Loam dijo...

Yo digo que no hay quien crezca
más allá de lo que vale
—y el tonto que no lo sabe
es el que en zancos se arresta—.

Y digo que el que se presta
para peón del veneno
es doble tonto y no quiero
ser bailarín de su fiesta.

Yo digo que no hay talante
más claro que el ir desnudo,
pues cuando se tiene escudo
luego se quieren los guantes.

Y al que diga que me aguante
debajo de una sotana,
le encajo una caravana
de sentimientos gigantes.

Silvio Rodríguez

Hugo dijo...

Silvio el Grande ;)

Gracias!