12 de julio de 2015

Las buenas personas nunca mueren

o cómo el recuerdo hace inmortales a nuestros seres queridos

Va por ti, Chulo, mi objetivo, mi propósito y mi amigo. Siempre juntos.

25  05  2002
09  07  2015 

Pincha en la fotografía para ver más

8 comentarios:

zUmO dE pOeSíA (emilia, aitor y cía.) dijo...

Sobre hombres y perros, aquí va este poema de Saiz de Marco, que tenemos fichado para ZdeP:



Te queremos,
cuadrúpedo,
compañero prehistórico,
inmerecido amigo (indignos de ti somos),
lobo fiel al erguido,

porque tú no has llegado
a la mentira,
al odio,
a la traición,
al mal,

a todo lo que anega,
lo que tizna y embarra nuestra simiesca mente.

Te queremos
-ser noble,
exento de perfidia,
libre de retorsión-

porque necesitamos que algo como tú
exista,
sea aún posible en el mundo.

Sí, Perro, te queremos
porque tienes aquello que nosotros perdimos
y careces de todo
cuanto nos hace turbios.

Mabel Granata dijo...

Huguito, Claudio y yo, A TU LADO !!

Hugo dijo...

Me ha recordado a Lord Byron y su famoso epitafio a su perro Contramaestre. Me quedo especialmente con la penúltima estrofa. Hoy más que nunca necesito que algo como él exista, aunque eso ya no va a poder ser, al menos no el perro en concreto que yo necesito y que me ha visto crecer.

Un abrazo, Sandra.

Hugo dijo...

Un abrazo para Claudio (a ti ya te he dado unos cuantos, je...).

Gracias por estar ahí. Os debo una.

marga dijo...

Dicen que la memoria prolonga la vida de los que ya no están.
Que solo desaparece lo que se olvida.
No tengo ninguna duda de que Chulo vivirá siempre. Incluso aquí, en este pequeño pueblo de Galicia, porque aquí también será recordado siempre, no lo dudes.

Me emocionó ver el collage que hiciste en su honor, desde la primera a la última foto.
Su expresión siempre transmite mucha calma, por eso entiendo que te alivie ver sus fotos :)

Y estoy totalmente convencida de que si Chulo pudiera decir qué fue lo mejor de su vida, diría que fue estar contigo.

Otro abrazo grande para ti, Hugo.

Hugo dijo...

Grandes palabras, Marga ;)

Hoy me siento un poco mejor gracias a vosotros, y a los días, que lo curan casi todo, o cuando menos lo suavizan. Aunque tu penúltima frase me ha hecho volver a soltar alguna lagrimilla, je... Un abrazo hasta galicia!

PD. El 21 podremos verlo por última vez antes de que lo incineren (en Murcia). Y después nos lo traeremos de vuelta. Si no queda muy gore, subiré fotos de ese día :P

Jhacko dijo...

Los seres queridos jamás mueren. El amor los vuelve inmortales. A mi tb se me morio mi perra Pepa hace mucho tiempo pero siempre está presente y siento que a veces, y de manera extraña, me acompaña.

Hugo dijo...

Me alegra verte por aquí, y especialmente en este post ;)

Pepa y Chulo forever :P

PD. Te respondo al correo ahora mismo!