11 de agosto de 2015

Las plantas también sufren,

dice la voz de la hipocresía,
cuando en verdad
no le quita el sueño
ni el sufrimiento hipotético de las unas
ni el sufrimiento evidente de los otros.