6 de enero de 2016

Sección Femenina

Misoginia e hipocresía cristiana durante el franquismo




Fragmentos del libro de investigación La Sección Femenina (1999, Editorial EDAF), de Luis Otero:

No hay que ser nunca una niña empachada de libros, que no sabe hablar de otra cosa…; no hay que ser una intelectual. (Sección Femenina, El libro de las Margaritas, 1940).
La verdadera misión de la mujer es crear hombres valerosos. (Medina, revista de la Sección Femenina, 1 de mayo de 1941). 
La verdadera misión de la mujer es dar hijos a la Patria. Y ésta es, por lo tanto, su suprema aspiración. Y dentro del nacionalsindicalismo, sigue siendo más que nunca su misión ser continuadora de la raza, de los caminos que abrieron aquellas mujeres que se llamaron Isabel de Castilla y Teresa de Jesús (…). (Medina, 12 de julio de 1942).
La vida de toda mujer, a pesar de cuanto ella quiera simular –o disimular- no es más que un eterno deseo de encontrar a quien someterse. La dependencia voluntaria, la ofrenda de todos los minutos, de todos los deseos y las ilusiones, es el estado más hermoso, porque es la absorción de todos los malos gérmenes –vanidad, egoísmo, frivolidades- por el amor. (Medina, 13 de agosto de 1944).
La mujer sensual tiene los ojos hundidos, las mejillas descoloridas, transparentes las orejas, apuntada la barbilla, seca la boca, sudorosas las manos, quebrado el talle, inseguro el paso y triste todo su ser. Espiritualmente, el entendimiento se oscurece, se hace tardo a la reflexión; la voluntad pierde el dominio de sus actos y es como una barquilla a merced de las olas; la memoria se entumece. Sólo la imaginación permanece activa, para su daño, con la representación de imágenes lascivas, que la llenan totalmente. De la mujer sensual no se ha de esperar trabajo serio, idea grave, labor fecunda, sentimiento limpio, ternura acogedora. (Padre García Figar en Medina, 12 de agosto 1945).

Cada uno tiene su manera de servir dentro de la Falange, y lo propio de la Sección Femenina es el servicio en silencio, la labor abnegada, sin prestancia exterior, pero profunda. Como es el temperamento de las mujeres: abnegación y silencio. Como es la Falange. (Medina, 16 de diciembre de 1945).

-¿Cómo sirven los hombres?
-Con las ideas, el valor, las conquistas y llevando la dirección de la Política.
-¿Y las mujeres?
-Preparándose para fundar familias donde se formen las nuevas generaciones. (Sección Femenina, Enciclopedia elemental, 1957).

En el orden religioso, ¿cómo forma la Sección Femenina a sus afiliadas mayores y pequeñas?
-A base de una sumisión respetuosa y amorosa a la jerarquía, cuyas direcciones y consejos serán sagrados para ellas. (Enciclopedia elemental, 1957).
A través de toda la vida, la misión de la mujer es servir. Cuando Dios hizo el primer hombre, pensó: «No es bueno que el hombre esté solo». Y formó a la mujer, para su ayuda y compañía, y para que sirviera de madre. La primera idea de Dios fue «el hombre». Pensó en la mujer después, como un complemento necesario, esto es, como algo útil. (Sección Femenina, Formación Político-Social, primer curso de Bachillerato, 1962).
Sabes que existen los vicios, que existen las pasiones, que existen los amores prohibidos; pero todo, todo ello, es lo más triste, feo y pecaminoso de la humanidad. Todo ello está reñido con tu anhelo de perfección, de limpieza moral; todo ello está reñido con tus ilusiones. (Sección Femenina, Economía doméstica, para Bachillerato, Comercio y Magisterio, 1968).
Las Juventudes de la Sección Femenina son una Organización que dentro de dicha Sección Femenina encuadra y forma a todas las niñas menores de diecisiete años. (…) Para ello, la Sección Femenina quiere que todas sus afiliadas sean veraces, alegres, religiosas, honestas y nobles; que no anide en ellas la pereza, envidia o maledicencia y que estén siempre dispuestas al servicio y, si fuera preciso, al sacrificio. (Antonio Álvarez, Enciclopedia, 2º grado, 142 edición, 1971).

PD. En opinión de María del Prado Esteban, el feminismo actual es "el continuador de la experiencia de la Sección Femenina de Falange al que se le añade el pensamiento nazi creado por Valerie Solanas fundado en el supremacismo feminista", pero lo cierto, en mi opinón, es que podemos encontrar un mayor grado de tradicionalismo y moralismo en la obra intelectual de Félix Rodrigo Mora (de la que Prado es seguidora y colaboradora) que en todas las leyes estatales contra la violencia machista. En cualquier caso, que cada cual compare ambas épocas y juzgue el sentido de la proporcionalidad de esa afirmación. 

2 comentarios:

Alex dijo...

¿Cuándo te vas a leer (tú, que tanto lees) FEMINICIDIO O AUTOCONSTRUCCIÓN DE LA MUJER?

La equiparación que Félix y Prado hacen de la Sección Femenina y el feminismo de Estado actual (del que beben o están contaminados el resto de feminismos, incluido y por desgracia el anarquista) es bastante sólida, y al día de hoy nadie se atreve (tú tampoco, más allá de tirar puyitas) a cuestionarla con argumentos.

Hugo dijo...

Me lo leería encantado, aunque discrepe (o precisamente porque discrepo). Creo que argumento mi posición (en general, dado que no he leído todos y cada uno de los argumentos) en al menos dos de los textos que he publicado al respecto, pero sin duda me encantaría leer su libro. Lo malo es que cuando me gasto 20 euros en uno (incluido los gastos de envío), lo cual es una vez al año si es un buen año, intento elegir muy bien el título, pues con ese dinero podría comprar diez libros de segunda mano. Si lo tuvieras en PDF me harías un señor ;)

http://losmonostambiencuran.blogspot.com.es/2015/01/hasta-que-punto-es-sexista-la-obra-de.html

http://losmonostambiencuran.blogspot.com.es/2015/11/es-el-feminismo-una-ideologia-del-odio.html

En cualquier caso, he de agradecerte el que me hayas animado desde el principio a formarme mi propia opinión. Cuando te conocí me dije, si a esta persona le gustan los textos de Félix y a mí también, si este es el tipo de comentaristas que atraigo, ¿en qué me he convertido? No, en serio: ¿en qué momento me desvié?, ¿qué clase de ideas debo de estar defendiendo para tener esta clase de compañías? :P

Alex, sé que no debería decirte esto porque no sé por lo que estás pasando ni quiero ser cruel y arrogante, pero tal vez te sirva de ayuda un poco de tu propia medicina, qué sé yo, a algunos les gusta que les sigan dando aquello que recibieron de pequeños: ¿conoces esa sensación cuando descubres que se te ha acercado alguien que sabes que no está bien, que hay algo malo y antisocial en él, que no sabe cuando está de más y que tienes que darle de lado en algún momento, pero que no puedes decirle nada porque no lo aceptaría, porque pondrías en duda lo más hondo de su ser? Tal vez la conozcas, o tal vez no. La mayoría de maltratadores nunca llegan a conocerla, y los que sí, lo hacen con mucho esfuerzo. Alex, yo no soy el que andas buscando. Yo no soy el que te hizo daño. No soy psicólogo (me encanta esa frase, sobre todo cuando va seguida de un consejo), ni adivino, pero si tuviera que apuntar en alguna dirección, diría que tu padre tiene la culpa. Deja ya, buen hombre, de buscar enemigos en el exterior y empieza por el interior. Pregunta por Alice Miller. Tal vez ella te pueda ayudar.

PD. Esto no es el inicio de un diálogo, sino una respuesta final. Si quieres hacerle saber al mundo lo jodido que estás, haz como yo o como Félix, abre un blog o escribe un libro, pero abandona la vida de troll, spam, salvapatrias y vendebiblias a puerta fría, que ya tenemos una edad :P