8 de febrero de 2016

Un poema de Novalis

Compasión de los pobres / Armenmitleid (ca. 1789):


Proclama, boca mía, por qué te ha hecho Dios para que cantes,
por qué te ha dado inspiración y dulce eufonía,
si no lo ha hecho también para que en firme apremio
despiertes a los ricos de su calma indolente.

¿No puede el canto conmover corazones,
no puede hacer que escapen de la depravación?
¿No puede conducir al corazón por buen camino,
no lo puede sacar de su indolencia?

¡Adelante! Escuchadme, ricos sibaritas,
y atended aún más al grito que surge de vosotros,
mirad alrededor, ved a los pobres arrastrarse, indigentes,
y daos cuenta de esto: que un Padre común os ha creado.


Nota: traducción de Antonio Pau.

2 comentarios:

Loam dijo...

Hola Hugo. Seguramente esto te interesa.

"Si viene de una planta cómelo, si fue hecho en una planta no lo comas".

http://pijamasurf.com/2016/02/si-viene-de-una-planta-comelo-si-fue-hecho-en-una-planta-no-lo-comas/

Un abrazo

Hugo dijo...

Hola! Pues sí, me interesa, aunque reconozco que en la práctica no soy muy coherente ;)

Y también me ha interesado el comentario de un tal Mitocondrio, que, aprovechando una errata del texto, le ha puesto el broche final :P

PD. Por cierto, llevo unos días detrás de un nuevo "libro": quiero hacer algo así como una antología de poesía crítica (o social, o política, o filosófica, o "de izquierdas", o... no sé cómo llamarlo). De momento llevo recopilados algunos poemas de León Felipe, Rafael Alberti, etc. Si a lo largo de los próximos días, semanas o meses se te ocurre alguna sugerencia de lectura en ese sentido, soy todo oídos ;)