9 de abril de 2016

Pensamiento fanático


Lo que caracteriza en última instancia al pensamiento fanático no es ni su tono, ni sus ataques ad hominem, ni sus falsos dilemas, ni su reduccionismo, ni su negacionismo, ni su politicismo, ni sus cazas de brujas, ni su autoimpuesta condición de mártir, ni su iluminismo, ni su falta de empatía, ni su incapacidad para cambiar de opinión, sino su incapacidad para cambiar de tema.

4 comentarios:

Loam dijo...

"Un fanático es alguien que no puede cambiar de opinión y no quiere cambiar de tema". Winston Churchill

Pero, cambiemos de tema, seguro que este vídeo te encanta. Un abrazo,

https://youtu.be/D8YZGRL3Kzg

Hugo dijo...

Y yo que quería plagiar a Churchill sin que se notara... :P

Esa cita se la oí decir a Carolina Bescansa, por cierto. Y creo que se la decía a Inda.

Je, je... buenísimo el vídeo! Se lo voy a pasar a mi madre, que también le gustan estas cosas. Gracias, rastreator ;)

Loam dijo...

¿Has escrito tú esto?

http://es.globedia.com/mito-liberal-movilidad-social

En dicha página, parte superior derecha, se señala como fuente este blog.

Hugo dijo...

Sí. Al parecer alguien o algo lo ha indexado, o enlazado, o como se diga ;)

Me di cuenta yo también hace unos meses, aunque ahora mismo no sé cómo. Supongo que tecleé mi propio post en el buscador para releerlo, y vi el enlace.