7 de agosto de 2016

Elogio de los cansados

Estoy cansado, jefe, cansado de recorrer el mundo solo como un gorrión bajo la lluvia, cansado de no tener un amigo con quien estar, que me diga adónde vamos, de dónde venimos y por qué. Cansado de las personas que son crueles con las otras. Cansado del dolor que siento y oigo por el mundo cada día. Hay demasiado dolor. Son como trozos de cristal por mi cabeza que no puedo quitarme. ¿Puede entenderlo?
John Coffey, La milla verde (1999). 

2 comentarios:

Loam dijo...

Lo entiendo. Y Sé que no te servirá de consuelo -respondió-, pero has de saber que, al menos tú tienes donde alojar "los cristales", ellos no porque están muertos.

Hugo dijo...

Bonita respuesta, y algo consoladora, a pesar de todo.