10 de diciembre de 2016

Hacerse editor

Para Jason Epstein, creador del sello Anchor Books (...) y quien fuera durante muchos años director editorial de Random House (cuando decir esto era decir algo importante), «la edición de libros es por naturaleza una industria artesanal, descentralizada, improvisada y personal; la realizan mejor grupos pequeños de gente con ideas afines, consagrada a su arte, celosa de su autonomía (...). Si su objetivo primordial fuera el dinero, estas personas habrían elegido otras profesiones». Esto coincide con lo que sostenía Giulio Einaudi: el verdadero editor no es el que sale al encuentro del gusto del público (...) y que se alinea a la moda para producir lo que más se vende (...), sino «el que introduce en la cultura las nuevas tendencias de la investigación en todos los campos: literario, artístico, científico, histórico o social, y trabaja para que emerjan los intereses profundos, aunque vaya a contracorriente. En vez de suscitar el interés epidérmico, de secundar las expresiones más superficiales y efímeras del gusto, favorece la formación duradera».
Juan Domingo Argüelles
"El negocio editorial", 
Revista Texturas, nº 30, 2016.