12 de febrero de 2017

El amor como egoísmo

Escribe Lucía Etxebarría en su primera novela que "no echamos de menos a las personas que amamos", sino que "lo que echamos de menos es la parte de nosotros que se llevan con ellas". No estoy de acuerdo. Yo te echo de menos por quién eras y no, o no solo, por quién me hacías ser. Para mí siempre serás mucho más que un medio.  

6 comentarios:

Loam dijo...

¡Bien dicho, Hugo!

Hugo dijo...

Gracias, Loam.

(^_^)

Desbordamientos Puntuales dijo...

¡Bravooooo! Qué preciosa reflexión. Me ha encantado y me alegro de haber encontrado tu blog. Un saludo.

Hugo dijo...

Muchas gracias! Queda feo que yo lo diga, pero la verdad es que a veces me sale alguna que otra reflexión interesante, je... Pero nada que ver con un verdadero desbordamiento :P

Buen blog, por cierto. Mi enhorabuena. Al principio -ay, binario de mí- he pensado que eras una mujer. Es un halago: tienes una manera de expresarte más abierta que de costumbre por estos lares, más empática, o algo así, o qué sé yo, al menos por lo que a mí respecta, acostumbrado aquí en mi pequeño mundo a tanto blog de activismo, de política y demás.

Sensibles del mundo, uníos ;)

Loam dijo...

¿Y, no es la sensibilidad la que, precisamente, conduce al más extremo activismo?

Hugo dijo...

La primera en la frente ;)

También es verdad. Pero entiéndeme, a veces en nuestros posts (en los comentarios es un poco diferente) somos quizá, en general, no lo suficientemente introspectivos, apenas hablamos de cómo nos sentimos personalmente, de nuestra vida cotidiana, etc. (aunque tampoco propongo convertir esto en un Gran hermano...). Lo cual no quiere decir que no haya en nosotros una gran sensibilidad (bueno, lo digo más bien por los demás, porque yo tampoco es que sea mister sensibilidad...).

Un abrazo, amigo mío. Me voy a casa de mi abuela a comer. Nos leemos :o)