25 de abril de 2017

El Estado contra el arte

La educación libre es condición necesaria pero no suficiente. Parafraseando a Bakunin: libertad educativa sin igualdad económica es privilegio, individualismo para unos pocos. Igualdad económica sin revolución es pretensión, fraude, mentira.

El currículum escolar es uno de los motivos más importantes que alegan las familias homeschoolers para no escolarizar a sus hijos. Las principales críticas que hacen las familias al currículum es que presentan unos contenidos fragmentados por materias que dificultan la comprensión y descontextualizan el conocimiento. Se fomenta en demasía la competencia lingüística y la matemática en detrimento de la competencia cultural y artística (...). En la mayoría de los hogares las actividades artísticas y deportivas han quedado relegadas a un segundo plano por la falta de tiempo. No se considera tan importante aprender a dibujar correctamente como aprender a escribir. No se aprecia el teatro, ni la práctica del deporte o de un instrumento musical como se valoran las matemáticas. Sin embargo, las artes son una herramienta imprescindible para la expresividad, la comunicación y la interacción social. Nos conectan con nuestro interior y nos ayudan a conocernos, a admirar lo bello y lo hermoso y nos liberan de las ataduras del mundo enseñándonos el arte de vivir.
Maria Bellmunt, 2015
Fuera del sistema escolar.

2 comentarios:

Pablo Heraklio dijo...

Parece mentira, pero al disminuir las asignaturas de humanidades por las científicas en vez de tener personas más preparadas tienes personas deshumanizadas y preparadas para el asalto.
Salud!

Hugo dijo...

Y la cosa va a peor. Cuando yo terminé el Bachillerato hace doce años no había asignaturas tan "utilitarias" y descaradas como Economía de la empresa (2º bach), Fundamentos de administración y gestión (2º bach) e Iniciación a la actividad emprendedora y empresarial (1º ESO). Ya existía Economía (yo la cursé), y si bien estaba totalmente sesgada a favor del capitalismo (a mí entonces no me lo pareció), por lo menos era más generalista, algo más "científica" digamos, es decir, más interesada en saber cómo funciona el mundo que en poner a funcionar a las personas.

La Enseñanza tiende a la formación profesional de técnicos.

Incluso la asignatura de Historia de la filosofía (2º bach), de las pocas que podrían servir de dique, está prácticamente al servicio de lo establecido. Se estudia de los filósofos precisamente aquello que no entra en contradicción con las instituciones vigentes (el mundo de las ideas, el eterno retorno, el cogito...), y si entra, se lo desnaturaliza y se lo despolitiza (lo cual es otra forma de hacer política).

Un abrazo.

PD. Lectura recomendada: La utilidad de lo inútil.