7 de mayo de 2017

Por una izquierda desunida

El sueño de Roma sigue siendo un susurro que se desvanece al pronunciarlo en voz alta.
Marco Aurelio, Gladiator.


Dicen que la izquierda debería unirse, pero entonces ya no sería izquierda. Lo poco que aún quedara de ella se marchitaría. La izquierda, por definición (mi definición), no se conforma, no pacta. Es un ideal, una meta, no un camino ni un lugar. Si crees formar parte de ella es que no formas parte de ella. Si crees representarla es que no la representas. Ser de izquierdas no es serlo, sino quererlo. La unión de las izquierdas es un acto intrínsecamente conservador, como todo acto "realista". Unirse es claudicar. Unirse... es de derechas. 

2 comentarios:

Pablo Heraklio dijo...

Pues entonces lo que le queda a la izquierda es virar a la derecha, porque solos y sin pactar, no llegamos a ningún sitio, como hemos visto.
Como mejor se explica la paradoja de la izquierda es "juntos pero no revueltos".
Viva la sopa de letras y las escisiones. Y también las desfederaciones y purgas.
Salud!

Hugo dijo...

Realmente es un dilema que viene de lejos. Un ejemplo muy interesante lo tenemos en el comportamiento político de la CNT y compañía durante toda la II República. Hasta qué punto apoyarla, bajo qué circunstancias, ¿el enemigo de mi enemigo es mi amigo?

Yo personalmente voté en estas últimas elecciones a Unidos Podemos debido precisamente a esa escisión interna que muchos/as tenemos. Creo que fue un acto conservador porque a la larga el posibilismo y el reformismo no tienen mucho recorrido, ya que tienden a reforzar las estructuras vigentes (entre ellas el centralismo, del cual se derivan muchas otras como el capitalismo), pero supongo que algo de positivo se puede sacar de la institución del voto, siempre y cuando se trabaje prioritariamente en la otra dirección, que es la de teorizar y practicar la mejor izquierda posible. Es decir, una cosa es echar un voto cada cuatro años a la opción que consideremos menos mala y otra defender intelectualmente la existencia de los partidos políticos así como la estrategia de la unión y la política de pactos.

Un abrazo.